Porta y el ‘trastorno’ que lo cambió en el escenario

El español está en México

Facebook: Porta

Christian Jiménez Bundó es un chico tímido, estrafalario, de pocas palabras; hace 10 años hacía temas candentes y polémicos… pero maduró y ahora, “algo ha cambiado” en Porta. 

El rapero español tuvo que pasar por un “trastorno bipolar” para madurar y darle “reset” a su carrera: hoy, Porta es un chico maduro que no tiene la antaña visión de un adolescente, sino de alguien centrado en un mundo lleno de tecnología, gadgets y redes sociales. ¡Y también lo cambió en el escenario! 

“En el 2009 fue cuando pasé por ese ‘trastorno bipolar‘, desde ahí hice un ‘reset’ y pues algo ha cambiado. Son las etapas por las que he pasado, cómo he ido creciendo en el mundo de la música. Necesitaba este cambio, madurar, también musical, no ves las mismas cosas cuando tienes 26 años”, dijo el vocalista ibérico a Chilango. 

¿QUÉ CAMBIÓ EN PORTA? 

A los 15 años, Porta era un rebelde que elaboraba letras insulsas y provocativas, polémico, era conocido en el ‘underground’ español y cantaba “Las niñas de hoy en día todas son unas…”; y sí, algo se transformó en él con el paso del tiempo. 

“Cuando grabé esa canción tenía 15 años, no tenía mucha consciencia de lo que decía. No era conocido, mi intención no era generar ninguna polémica. La gente no lo tomó así, pero en realidad es una canción de risas, de puro humor. Es sólo música, soy partidario de hacer lo que quiera en el momento que uno lo requiera”, dijo el autor de “En Boca de Todos”. 

“Mantengo la esencia de lo que siempre he hecho, pero soy como más melódico, más maduro a nivel métrico y musical, ahí radica la diferencia. Reset fue un punto de inflexión en mi vida, necesitaba dirigirme a otro lado”, explicó. 

MADUREZ IBÉRICA, LA DIFERENCIA 

“Algo Ha Cambiado” fue inspirado en los momento reflexivos de Porta , esos pasajes que vivió y aquellas cosas que lo han marcado en más de dos décadas de existencia. El trabajo y dedicación fueron únicos, porque es el trabajo más honesto que ha manufacturado hasta el momento. 

“Es un rap muy personal, de mi vida diaria, le fui dando forma conforme me pasaban las situaciones, todo fluyó y de la cabeza pasaba al papel”, explicó. 

“La constancia, el ser sincero, trabajar, honesto, humilde, intentar hacer lo que te gusta. Te propones retos y no te conformas. Autosuperarte y creer en uno mismo, es el secreto de estar en la cima” 

A pesar de que es un fenómeno en redes sociales, Porta no es afecto a los reflectores. 

Arriba Christian se transforma, pasa a ser Porta, esa timidez que existe en su persona desaparece en el escenario. Se conecta con sus fans, la intensidad, agresividad, el no tener pelos en la lengua , ese es Porta en el escenario. 

“No soy muy afecto al mundo de la fama, me gusta pasar desapercibido, tranquilo, no me gusta llamar al atención. Es algo difícil para mí, no estoy acostumbrado. Hay la gente que te ama y otros que te odian, tienes que asimilarlo y hasta el día de hoy no me acostumbro”, concluyó. 

Porta se presentará este 27 de septiembre en el Salón Cuervo para presentar a los chilangos su último disco el cual estará a la venta a partir del 17 de octubre en el país; el show contará con algunas colaboraciones y un par de sorpresas.