Platicamos con Shamir, ¿el próximo rey del pop?

No tengas miedo de ser algo diferente

Francisco Torres

Originario de Las Vegas, ha sido comparado con Michael Jackson por su voz y con Prince por su apariencia, y aunque musicalmente parece no estar tan cercano a ellos, estas comparaciones en algo tienen razón: Shamir está lleno de pop. 

Platicamos con él después de su presentación en el Corona Capital 2015, y con apenas un par de días en la ciudad nos contó estar emocionado por visitar México, sorprendido por la respuesta del público y ansioso de recorrer la ciudad.

Admirador de la voz de Lola Beltrán, cuenta entre sus influencias a Hercules and Love Affair, Nina Simone, Billie Holiday, Mac DeMarco, Vivian Girls, Velvet Underground, Grimes, Beach Boys, entre muchos otros. Sí, así de dispar y ecléctica resulta su música y también su presencia.

Aunque intentamos sacarle el nombre de algún artista o álbum mexicano, Shamir nos devolvía una sonrisa y un mirada de lo siento, pero no. Eso sí, se declara fan de nuestra comida y confesó estar ansioso por probar el mole auténtico. 

Su álbum debut ‘Ratchet’ está siendo incluido en las listas de lo mejor del año; sin embargo, él tiene sus propios consentidos, entre ellos ‘Cry Baby’ de Melanie Martinez, ‘Art Angels’ de Grimes y ‘25’ de Adele.

Shamir sorprendió al contarnos que en su tiempo libre escribe guiones para televisión, sobre todo comedia, y que le encanta cocinar.

Parece aún no entender muy bien qué es lo que pasa, la fama le asusta y sus planes a futuro no son del todo claros. Aún así, está consciente de que su carrera podría terminar pronto; incluso da la impresión de que lo más importante para él no es tanto hacer música, sino expresar lo que siente, y confiesa nunca haber tenido la intención de entrar en la industria.

Con su presentación en el escenario Doritos, el pasado domingo 22 de noviembre terminó su gira por Norteamérica. Ahora se prepara para continuar el viaje por Asia y Australia.

Checa la entrevista aquí:

También lee:

Fatboy Slim en el CC15

La solemnidad de Spoon

Destrucción total con Calvin Harris