El mayor fan de The Beatles en la CDMX

¿Listos para una historia de amor, música y nostalgia?

Cuando los escuché por primera vez me cayó un rayo”, cuenta Ricardo Calderón, quien en esos días apenas tenía 13, vivía en Acapulco y aunque han pasado más de 50 años el recuerdo sigue intocable.

Un día de 1964 iba caminando por una fuente de sodas y comenzó a tocar ‘I saw her standing there (‘La vi parada ahí’). Fue algo mágico, porque era un ritmo que nunca había escuchado antes. En ese mismo momento entré a preguntar quiénes eran. A partir de que me dijeron su nombre y hasta la fecha, soy fan del grupo”. 

Hoy, Ricardo tiene 65 años y si quieren saber cómo se vivió –y se vive– la revolución de The Beatles en México, no hay nadie mejor que él para contarlo. ¿Listos para una historia de amor, música y nostalgia? Sigan leyendo.

The Beatles, la UNAM y los 60 

La historia de nuestro protagonista con la banda inglesa que cambió al mundo puede definirse como amor a primera oída, pero esta afición creció y creció, y lo hizo dentro de la UNAM.

“Salí de Acapulco para venirme a estudiar a la Ciudad de México, primero la preparatoria y después en la UNAM. Llegué el 1 de febrero de 1966, justo cuando The Beatles estaban ocasionando una revolución, y aquí se abrió mi universo”, nos cuenta.

La ciudad con sus revistas, periódicos y estaciones de radio con música moderna alimentaron la afición por The Beatles, que no era exclusiva de él sino de cualquier universitario.

El tema en un salón de clases en los 60, en México y el mundo, era lo que hacían John, Paul, George y Ringo. “Tenía compañeros que tenían mayores facilidades económicas que yo, que llegaban con revistas de música y te emocionabas al ver las fotos de tus ídolos. También no faltaba el que venía llegando de haber ido a ver a The Beatles en Estados Unidos y te platicaba su experiencia. Eso me emocionaba y cambió todo para mí”.

Claro que ni Ricardo ni sus compañeros tenían idea de que estaban escuchando a la banda que se convertiría en el grupo de rock and roll más importante de la historia: “Era simplemente la música que nos gustaba y crecí con ellos. Fueron evolucionando y a la vez yo lo hice, maduré conforme escuchaba su música”. 

Aquí viene la pregunta complicada e imposible de contestar para cualquier fan de la banda: ¿Cuál fue el álbum y/o la canción que más le gustó? 

“¡Híjole! No hay un álbum, ni una canción favorita. Para mí Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band (Sargento Pimienta) sigue siendo el más importante por todo lo que implicó, para la música y para mí. Ya estaba consciente de que iba a salir el disco, tuve que ahorrar y convencer a mi papá, que no tenía dinero, de que me lo comprará. Recuerdo estar en el mercado de discos de San Juan desde las nueve de la mañana, el día que salió a la venta, esperando a que abrieran y las cajeras no llegaron hasta las seis de la tarde. Ahí me pasé todo el día. También Revolver me trae muchos recuerdos, pero el primer álbum que escuché tal y cómo ellos lo pensaron fue Sargento Pimienta”.

Un idioma de amor que sigue vigente 

108432En el paraíso de cualquier Beatlemaníaco hay objetos para cualquier presupuesto.
En el paraíso de cualquier Beatlemaníaco hay objetos para cualquier presupuesto. (FB: ABBEY ROCK, La Casa de Los Beatles)

Acá va la historia de amor que les prometimos al principio: Ricardo es el actual presidente del club de fans de The Beatles en México y hace más de 20 años ahí conoció a su esposa, Sofía. Los unió esa afición tan fuerte a la música del cuarteto inglés.

“Cuando empezó el primer club de fans, después de que murió John [Lennon], los integrantes teníamos que hablarnos por teléfono y debíamos volantear en el Zócalo. Comenzaron más o menos 80 personas”, nos platica. “Después, yo inicié mi club de Tobby en el que nos reuníamos a escuchar rock hasta que llegó el momento de fusionarlos”.

Sí, una de las integrantes del club fue Sofía: “Cada martes o miércoles me hablaba para preguntarme ‘oye, ¿qué vas a poner el sábado [en el club]?’. Después pasó el tiempo y cuando me di cuenta ya me estaba casando con ella. Ya tenemos 22 años juntos”.

Ah, y hablando del amor y The Beatles, Ricardo tiene la teoría de que este sentimiento –y algunos otros– explican por qué la banda jamás va a morir: “Sus letras siguen siendo muy vigentes. No hay chavito que no se identifique con ‘And I love her’ (‘Y la amo’) cuando se está enamorando. Fueron canciones escritas por gente joven que se refiere a situaciones que son perfectamente aplicables en este momento”.

El paraíso de cualquier fan en la CDMX

108388La tienda es un paraíso para cualquier coleccionista de discos de vinilo
La tienda es un paraíso para cualquier coleccionista de discos de vinilo (FB: ABBEY ROCK, La Casa de Los Beatles)

La historia de afición a The Beatles en la ciudad sigue y seguirá. Las exposiciones en museos sobre el grupo siguen llenándose. En 2015, la CDMX ganó el récord Guinness por lograr el mayor número de personas caracterizadas como los integrantes, y en noviembre del año pasado el Zócalo reunió a más de veinte mil personas en un concierto tributo.

Hay una tienda especializada en la banda que es un verdadero paraíso musical y el propietario es Ricardo. Su afición lo llevó a coleccionar objetos en convenciones, mercados y bazares –de México y otras ciudades del mundo– y convirtió este pasatiempo en un negocio.

Les recomendamos darse una vuelta porque hay de todo y para todos: desde objetos de cinco pesos hasta vinilos vintage casi imposibles de encontrar en cualquier otro lugar y que Ricardo coleccionó con el paso del tiempo.

ABBEY ROCK, La Casa de Los Beatles, Ámsterdam 302, Hipódromo Condesa, 5264 2610, FB: Abbeyrocklacasadelosbeatles

También lee:

VIDEO: Casi arrolla a poli por escaparse de una araña

¿Lady Gaga a dueto con Metallica?

#PodcastChilango: Desmenuzamos la Constitución chilanga