Nunca hemos sido los que están de moda: Plastilina Mosh

Plastilina Mosh
Foto: Cortesía.

2017 se ha pintado como el año de la nostalgia y los reencuentros musicales y para Plastilina Mosh no ha sido la excepción. Sin embargo, su próximo concierto servirá para presentar el nuevo disco, del que ya te hablamos antes, y no como una reunión para sus fans que, después de casi 10 años de ausencia, siguen fieles las mezclas de funk, rock y pop que han caracterizado a la banda regia.

Después de una pausa de casi una década, reinventarse no es cosa sencilla; explorar nuevos géneros y enfrentarse a nuevas audiencias representó algunos retos para los regios. Sobre el tema, hablamos con Alejandro Rosso.

«Quisimos desoxidarnos, dejar las mañas aprendidas y tratar de mantenerlo con cierta frescura o humildad. Nunca hemos hecho un disco donde haya una intención anticipada o un concepto predeterminado, entonces el hecho de no haber sacado un disco en mucho tiempo se puede volver como el querer hacer algo muy importante. Hacer algo que nos guste es el efecto primordial que queríamos manifestar», nos contó.

La personalidad irreverente es algo que ha caracterizado a Plastilina Mosh, pero esto no significa que sean predecibles: «Lo que buscamos siempre es no repetir la misma música, es lo que queremos manifestar esta vez».

«En este disco tenemos una colaboración interesante con Al Jourgensen de Ministry, hicimos una canción los tres y es una rola que se va a otro lado; no suena a lo de él ni suena a lo de nosotros. estamos contentos con ese híbrido que se hizo. Nos sentimos muy halagados y afortunados de haber trabajado con él».

El cambio generacional es algo a lo que la banda se enfrenta; pero, al no existir una fórmula para conservar y captar nuevos fans, los regios tienen bien claro qué es lo que hacen.

«Si en alguna vez alguien tuvo interés de escuchar lo que hicimos, nunca tuvimos esa intención, simplemente hicimos algo que en ese momento a nosotros nos parecía interesante. En una visita a Panamá tuvimos la suerte de conocer al General, que fue el que cambió toda la música reggaetonera. Nos visitaba en los shows, iba a vernos y en algún momento contemplamos hacer una canción juntos; lastimosamente, su disquera no lo permitió en ese momento, luego él se hizo cristiano y ya no se armó. Para nosotros no era importante por el género, sino por El General».

«Nosotros no pensamos que fuimos importantes en algún momento y tampoco ahorita. Lo que tiene calidad es atemporal y es lo único que importa».

Sobre la presentación de Plastilina Mosh del próximo 21 de octubre: «La intención es presentar el material nuevo y en un formato que no hemos presentado en vivo, ese día va a ser el primero que vamos a presentar con respecto a los shows que hemos hecho. Lo queremos presentar en el DF porque es importante para nosotros de muchas formas, es la ciudad donde se nos apreció más que en ninguna otra. A pesar de que somos de Monterrey, siempre hemos visto el DF como nuestra segunda casa, entonces creemos que ese es el lugar en donde se debe presentar el material nuevo, sea bien recibido o no».

Aunque el antiguo DF ahora es generoso con los regios, no siempre fue así: «Tocamos en todos los que hace 20 años eran ‘los lugares’: Bull Dog cuando estaba en Reforma; en el Rockstock, donde inclusive fue nuestro primer show y que se tuvo que cancelar porque no fue ni una sola persona (risas), no se nos olvida ese emblemático show».

«Somos un grupo que nunca estuvo de moda y no nos importa mucho que sí lo estemos, entonces sólo es un show donde presentaremos nuestro nuevo disco».