Pixies, Matador y la transformación

¿Y quién fue ese?

 

Es hasta 2006 que Jay Lindsey toma el seudónimo de Jay Reatard y lanza su primer disco solista, llamado Blood Visions (In The Red). Esta primera muestra del ruidoso pop del que era capaz, aunada a una extensa gira que lo vio convertirse en una bestia con un arma letal de seis cuerdas llamó la atención de Matador Records, quién le ofreció formar parte de su legendario catálogo. Durante todo el 2008, Reatard lanzó sencillos en vinil en edición limitada, que a la postre fueron compilados en el álbum The Matador Singles 08. La crítica no tardó en darle el visto bueno y la bienvenida a la carretera principal del indie rock. La expectativa para su primer larga duración bajo el cobijo de Matador fue creciendo y creciendo, y Reatard no solo ha cumplió con Watch Me Fall, sino que hizo uno de los discos más memorables de éste 2009.

Jay fue el encargado de abrirle la gira del Doolittle a los Pixies, alternó con grandes de sus contemporáneos como No Age, Deerhunter, Ted Leo y The Vivian Girls.