Pirámides: la banda psicodélica que pinta a ser de lo mejor nacional

Pirámides
Foto: Facebook Pirámides Oficial

La psicodelia vive un muy buen momento en nuestro país, cada vez son más las bandas que se orillan a los sonidos narcóticos que dominaron la música en algún momento del siglo pasado; una época en la que lo etéreo y lo visceral se unían en son de música de guitarra que pide pasión.

Mientras que muchos grupos contemporáneos buscan revivir la época dorada del ácido como si quisieran tocar en el Festival Avándaro, otros intentan retomar el sentimiento y amplificarlo a través de ruido y distorsión, dejándolo pasar por las olas de música que se suscitaron mucho después del verano del amor. Pirámides logran un balance perfecto entre ambas corrientes; por un lado, la música que conjura esta banda de Monterrey es evocadora y abstracta, pero anclada en guitarras resplandeciente de calor de bulbos y órganos análogos.

Pirámides son una banda muy joven que lleva poco pero han llamado la atención suficiente como para desfilar en el Festival Nrmal de este año. Así mismo, su música ha tenido un buen impacto en el público sediento de experiencias diferentes en el rock, uno más introspectivo pero que no teme de ensuciarse un poco, como lo testifican los fans que han logrado a través de sus distintas presentaciones

Su disco debut, Llovizna está lleno de grandes momentos y canciones. Aunque lo instrumental es gran parte de su atractivo, con melodías que acarician los oídos con tonos familiares para darnos melodías que podrían quedarse en nuestra cabeza todo el día. El sonido es variado, desde el piano animado del primer track “Las Plantas Que Dios No Plantó” a las guitarras acústicas de “El Jardín” al órgano fantasmal de “Mara”. Podríamos decir que Llovizna es todo un viaje.

Pirámides andan muy activos en el circuito en vivo, como lo podremos ver el jueves 20 de julio en el Pata Negra del Centro Histórico junto con Cascabel. En febrero estrenaron la canción “Bosque” que los ve ir más allá con su sonido, incorporando más percusión y alientos sin dejar el sentir introspectivo de su trabajo anterior. Todo pinta para que Pirámides se perfile como una de las bandas psicodélicas más importantes del país, así como una entrada para todos aquellos que se quieran aventurar a experimentar nuevas experiencias en el rock.