Peter Murphy desplegó sus alas en el Metrópolitan

El ser alado quiso demostrar que continúa siendo un León

Foto: Lulú Urdapilleta
Peter Murphy está acostumbrado a venir a México: siete de las últimas ocho veces pisó tierra chilanga, quizá porque los “Seres Oscuros” más fieles se encuentran en la ciudad más cosmopolita de este país.
 
El “Rey de las Tinieblas” quería demostrar que continúa siendo un “León” en el escenario. Murphy, con todo y su ahora escaso cabello, quería celebrar 57 años de existencia, además de refrendarse como clásico, como el vampiro que nunca morirá.
 
El año pasado vino un par de ocasiones, una de ellas fue enfocada a la música de Bauhaus y el lugar estuvo a reventar. Ahora fue diferente. A pesar que desplegó sus alas para cobijar a sus seguidores no tuvo el alcance necesario.
 
Contrario a su convocatoria, Murphy no llenó el Teatro Metropólitan: butacas vacías lucían raras. “Hang Up” y “Low Room” hicieron que el ser alado desplegara sus notas.
 

[Checa también “35 años de rock gótico en voz de Peter Murphy”]

 
Estuvo falto de energía, porque comúnmente luce ávido, lleno de ánimo y movimientos. “Memory To Go” y ”Deep Ocean” prosiguieron la sesión. El “Amo de las Tinieblas” tiene una voz privilegiada, cinco décadas no han hecho estragos en los graves que lo distinguen.
 
“Eliza” es parte de su nuevo material (“Lion”). Con un rugido, Murphy despertó las ansias de sonidos más pesados. “Holy Clown” despertó del “sueño eterno” en el que transitaban algunos..
 
Pero él continuaba estático, aunque los vampiros no envejecen y menos si son rockeros. “Velocitiy Bird” aceleró las cabezas de algunos por momentos. El tiempo transcurría pero nadie se movía más allá de su lugar.
 
“Cuts You Up” por fin hizo retumbar el recinto: el clásico de Mr. Murphy fue coreado por todos. “Uneven” y el cover a David Bowie (“Ziggy Stardust”) mandaron a su “Majestad Alada” de vuelta a su ataúd.
 
Quizá a Murphy le falte un descanso para recuperar esa energía a la que nos había acostumbrado, o quizá sus seguidores también merezcan reposar sus oídos para acudir al llamado. 

Él es la prueba de que los clásicos no morirán, y menos si ellos son vampiros y no con brillantitos.
 
Setlist
Peter Murphy
Teatro Metropolitan

Hang Up
Low Room
Low Tar Stars
Memory Go
Peace To Each
Deep Ocean
Gaslit
Eliza
Holy Clown
Skol
Silent Hedges
Parties
Velocity Bird
Prince Old Lady
 
Encore
 
Cuts You Up
Lion
Uneven
Ziggy Stardust
 

[Lee también: “10 razones para ver a Peter Murphy”]