Owl City – Fireflies

Las obligatorias del viernes

Ruy dice:

Si The Postal Service y Hellogoodbye tuvieran un hijo cursi, ése sería Owl City. Cabe advertir que ésta es una rola altamente femenina, pero seguramente se convertirá en placer culpable de muchos machos. Quizá peca de ser demasiado franca: se nota que la hizo un chavito de Minnesota en su sótano, con la intención de ligarse a alguna güerilla. Calculo que después de escucharla unas dos o tres veces se volverá absolutamente olvidable. Pero eso no quiere decir que las primeras veces que la escuches no te saque una sonrisilla. Recomendable, pero con reservas.

Baxter dice:

Creo, y sólo creo que ya escuché esto antes. Probablemente en una película indie o en The OC o con Ben Gibbard. Suena igualito a todas esas rolas melosas indietrónicas que les encantan a las quinceañeras de hoy en día. Owl City es el proyecto de una sóla persona, se llama Adam Young y a decir verdad, es un gran intérprete de las rolas de otras personas. ¿Tan difícil es encontrar un sonido propio? HUEVA.

 

Xun dice:

Bien. Tranqui. El tipo de rolas que te pone de buenas y más  en una tarde viernes. Tampoco es un rolón, pero se agradece. Fácil, digerible, no ofrece mucho pero no pide mucho, así que bien.

 

Josué dice:

Pensé que la canción iba a empezar con “I’m thinking its a sign…” Pero no, me timó el ritmo, y mientras transcurrían los segundos, sentía cómo me bañaba en miel y me empalagaba. Luego me asomé a mi ventana y vi un arcoiris y unicornios bebés. Esos Owl City me levantaron la moral, pero más de tres veces de escucharla podría morir de diabetes. Ay Xun, si bien lo dices, “no eres metalero por tener el cabello largo”.