Revista Chilango

Las 52 mejores cantinas botaneras

Noviembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:
mysqli_result Object ( [current_field] => 0 [field_count] => 9 [lengths] => [num_rows] => 1 [type] => 0 ) mysqli_result Object ( [current_field] => 0 [field_count] => 9 [lengths] => [num_rows] => 1 [type] => 0 ) mysqli_result Object ( [current_field] => 0 [field_count] => 9 [lengths] => [num_rows] => 1 [type] => 0 ) mysqli_result Object ( [current_field] => 0 [field_count] => 9 [lengths] => [num_rows] => 1 [type] => 0 ) mysqli_result Object ( [current_field] => 0 [field_count] => 9 [lengths] => [num_rows] => 1 [type] => 0 ) mysqli_result Object ( [current_field] => 0 [field_count] => 9 [lengths] => [num_rows] => 1 [type] => 0 ) mysqli_result Object ( [current_field] => 0 [field_count] => 9 [lengths] => [num_rows] => 1 [type] => 0 ) mysqli_result Object ( [current_field] => 0 [field_count] => 9 [lengths] => [num_rows] => 1 [type] => 0 ) mysqli_result Object ( [current_field] => 0 [field_count] => 9 [lengths] => [num_rows] => 1 [type] => 0 ) mysqli_result Object ( [current_field] => 0 [field_count] => 9 [lengths] => [num_rows] => 1 [type] => 0 )

Las obligadas de la banda

10 canciones de Nick Cave & The Bad Seeds

18 de febrero de 2013
Por  Luis Del Valle   

Nick Cave & The Bad Seeds es una de esas bandas legendarias, un grupo que ya superó su propio nombre y se convirtió en una pieza viviente de la historia de la música moderna.

Contrario a muchos de esa categoría, Cave y compañía se han mantenido activos, relevantes y en constante evolución. A a pesar de que lleva 30 años en el negocio, el grupo sigue sorprendiéndonos, emocionándonos con cada uno de sus discos, que a su vez resultan completamente distintos de los que habían hecho anteriormente.

El grupo tiene nuevo material en camino y, para presentarlo, salió de gira, misma que lo traerá –por primera vez– esta semana a México. Los conciertos en El Plaza Condesa prometen ser una experiencia única, una que debió suceder hace muchos años...

Para prepararnos, aquí tenemos las 10 canciones esenciales de Nick Cave & the Bad Seeds:

Stagger Lee

A la fecha, uno de los discos más populares y aclamados de la exitosa carrera de Cave es el Murder Ballads. Un disco que tiene un tema en común, el asesinato. Todas las canciones del álbum (excepto la última que se llama “Death is not the End”) están basadas en algún cuento o historia sobre una asesinato y la muerte. “Stagger Lee” cuenta la historia real de un asesino que mató a un hombre en 1895. La canción es parte de la música tradicional en Estados Unidos, pero la descriptiva y macabra habilidad de Cave como cuenta historias hace de esta versión la más poderosa y escalofriante de todas.

Red Right Hand

En la historia de la música se han escrito docenas de canciones sobre la maldad y el diablo. Desde los inicios del blues hasta el techno noventero, todos han utilizado la música para contar la historia de una de las representaciones más antiguas del mal. Sin embargo, ninguna de ellas ha logrado ser tan perturbante como “Red Right Hand” de Nick Cave & the Bad Seeds. La canción nunca especifica que se trate sobre Satanás, pero lo deja un tanto implícito. Basta con escucharla para sentir escalofríos y esa extraña sensación de que hay alguien parado atrás de ti.

Tupelo

Cave siempre ha sentido una fascinación por la cultura estadounidense, sobretodo con aquello que se relaciona con la región sureña del país. Dicha área fue hogar de muchas cosas importantes para la música, como el blues y el mismísimo rey del rock & roll. “Tupelo” es una especie de tributo a Elvis Presley ya que la canción, es basada en una de John Lee Hooker, narra la historia de una tormenta que azotó el pueblo de Tupelo, lugar de nacimiento de Elvis. La canción es una de las más fieles demostraciones de la influencia que tuvo la música y cultura del sur de Estados Unidos en el imaginario de Nick Cave & the Bad Seeds. Siendo fiel a la tradición de Cave, parece que la canción compara la segunda llegada de Jesús con el nacimiento de Elvis.

The Mercy Seat

La religión siempre ha jugado un rol fundamental en las obras de Nick Cave, así como el mal, el bien, y la lucha entre ambos. The Mercy Seat, su quinto álbum de estudio Tender Prey, parece reunir estos temas mejor que ninguna otra obra de Cave. La canción cuenta la historia de un criminal en espera de la silla eléctrica, al mismo tiempo que habla sobre la silla en la que supuestamente está sentado Dios. La letra analiza la relatividad de lo bueno y lo malo, la verdad y la mentira, las escalas de grises que dominan al mundo. Musicalmente hablando es uno de los temas más ambiciosos de la banda, escalando de una obscura balada hasta convertirse en un retumbante lamento que podría funcionar para musicalizar el fin de los tiempos.

From Her to Eternity

Después de la separación de The Birthday Party, Nick Cave y algunos ex integrantes de la banda decidieron seguir su carrera musical con un nuevo proyecto. Con el paso del tiempo ese proyecto se transformó en lo que ahora conocemos como Nick Cave & the Bad Seeds. Su primer disco From Her to Eternity fue parte esencial en la transición de una banda a otra. Es el eslabón que nos muestra el pasado prácticamente punk de Cave y compañía, pero a la vez nos muestra la experimentación y los primeros pasos de evolución que marcarían el futuro del grupo. La canción que da nombre al disco es el claro ejemplo de esto, un tema en el que el melódico lamento de Cave con el piano pelea con los distorsionados guitarrazos de la banda.

Where the Wild Roses Grow

Nick Cave & The Bad Seeds no son precisamente una banda de éxitos, nunca les ha interesado serlo, nunca han hecho música esperando tener un hit, sin embargo en un par de ocasiones han logrado hacerlo. La canción más exitosa de su extensa discografía es “Where the Wild Roses Grow” un dueto que, como todas las canciones del Murder Ballads, narra un asesinato. En este caso hay un doble punto de vista, el asesino (Cave) y la victima (Kylie Minogue). Esta canción ayudó a quitar la imagen de estrella pop prefabricada de Minogue y fue una de las cosas más importantes en el relanzamiento de su carrera.

We No Who U R

Es un verdadero reto tener una carrera tan extensa y no repetirse a sí mismo o caer en clichés. Disco tras disco o en sus diferentes bandas, Cave y los integrantes de The Bad Seeds han demostrado que tienen una habilidad única para cambiar, reinventarse y aún así sorprendernos. Su último disco, Push the Sky Away es un claro ejemplo de eso, un álbum en el que vemos una nueva faceta de la banda. Después de discos repletos guitarras y el proyecto alterno Grinderman, el grupo regresó con un disco minimalista, desolado e inspirado en la era de Internet. Pero el hacer un álbum minimalista no cambió la naturaleza obscura detrás de casi todo el material de Cave, la prueba es el primer sencillo que suena tan amenazante como las canciones más agresivas de la banda.

There She Goes, My Beautiful World

El disco doble Abattoir Blues/The Lyre of Orpheus del 2004 es una de las obras más experimentales en toda la carrera de Nick Cave & the Bad Seeds. La colección de 19 canciones ve al grupo esperando todo tipo de sonidos y temas, desde el rock & roll de la mayoría de las canciones de Abattoir Blues hasta la idea de recontar un mito griego en The Lyre of Orpheus. La diversidad del álbum produjo varios nuevos clásicos de la carrera de The Bad Seeds, incluyendo “Breathless”, “O Children” y “There She Goes, My Beautiful World”, un himno que con ayuda de un coro góspel se terminó convirtiendo en una de las canciones más poderosas de la discografía de la banda.

The Ship Song

El disco The Good Soon confundió a muchas personas cuando fue lanzado en 1990. Hasta ese entonces Cave y su banda eran conocidos por sus furiosos y obscuros discos, pero el nuevo álbum era completamente distinto, era mucho más tranquilo y mostraba un lado más personal. La confusión pronto se disipó cuando las canciones del disco demostraron ser tan potentes como las de sus trabajos anteriores, entre ellas, “The Ship Song”. Una balada sobre las peleas en las relaciones que demostró el lado romántico de Cave y en el proceso se convirtió en uno de los temas más emblemáticos de la discografía del grupo.

Into My Arms

En Murder Ballads escuchamos el lado más siniestro de la banda hasta el momento. Crudas canciones sobre asesinatos que sonaban extraídas del playlist de una cantina de mala muerte, no podíamos esperar o imaginar que lo que siguiera en la discografía de Cave fuera un álbum personal, intimo y nostálgico. Así nos sorprendió con The Boatman's Call e “Into My Arms”, primer sencillo del disco. La canción es el amor en su más pura expresión, aquel sombrío personaje que alguna vez escribía sobre el diablo y asesinatos ahora mostraba una faceta completamente distinta. No sabemos si existe una canción de amor perfecta, pero “Into My Arms” se acerca bastante.

¿Cuál nos faltó?

Texto  
¿Te gusta?