Revista Chilango

Las 52 mejores cantinas botaneras

Noviembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Forma parte del Club
Vive Chilango

Síguenos en:

Por su delineador lo reconoceréis

Los looks de Robert Smith, según su discografía

12 de febrero de 2013
Por  Alejandra Jarillo   

La imagen del hombre de pelos parados y labios rojos corresponde, sin duda alguna, a Robert Smith; sin embargo, a través de los años, y de sus discos, el líder de The Cure ha lucido diferentes looks. A propósito de la preventa para su próximo concierto del 21 de abril en el Foro Sol, los recordamos.

1. Eran los años setenta y el muy joven Robert Smith tenía pelo lacio y una gabardina. No usaba maquillaje y era muy delgado. En esa época cantaba Three Imaginary Boys (1979) del disco homónimo.

2. Para el disco Seventeen Seconds, Smith empezaba a delinear sus ojos, una raya gruesa y negra pero nada de pelo parado, incluso lo tenía corto. Algunos hablan de un ligero parecido con Ben Affleck, ¿ustedes qué creen? Otro hecho importante es que en ese año, 1980, Simon Gallup se une a la banda como bajista. El éxito fue “A Forest”.

3. Faith (1981) es uno de los discos más oscuros de The Cure, en él Robert Smith empezaba a plasmar algunas de sus obsesiones, como la muerte. Smith ha declarado que escribía las canciones en iglesias intentando entender por qué la gente tenía fe. En los videos “Primary” y “Other Voices” podemos verlo con el mítico labial rojo y los pelos comienzan a alborotarse.

4. Para Pornography (1982) ya no sólo eran ojos delineados y labios rojos, Smith exaltaba su palidez poniendo base casi blanca a su rostro. Los pelos parados ya eran característicos del líder de The Cure, quien en esta época experimentó con las letras y sonidos más oscuros que catalogarían a la banda más como una agrupación dark, más que pospunk. “The Hanging Garden” fue la canción más conocida de este álbum.

5. The Top (1984) es un disco sui géneris. Tras haber formado The Glove, el proyecto alterno de Robert Smith con Steve Severin (entonces guitarrista de Siouxsie and the Banshees), el sonido de la banda experimentaba con un pop psicodélico que le daba un giro a lo antes escuchado: Un disco con muchos matices, uno de los mejores de la agrupación. El pelo de Robert Smith era una locura, más largo y parado que nunca y los labios mal pintados marcaron una nueva etapa de The Cure. Lo podemos ver en el video “The Caterpillar”.

6. En The Head On The Door (1985) el sonido de The Cure coquetea con el pop, cabe decir que no por ello las canciones se volvieron simples. Al contrario, seguían expresando el imaginario de Smith: sus pesadillas, desamores… Y demostraba una calidad musical que el público general, ya no sólo los fans, comenzaba a seguir con las canciones como “Close To Me”, “In Between Days” y “A Nigh Like This”. En esta etapa el look de Robert Smith incluía sus característicos tenis, pelos parados, delineador, labios rojos y no era raro verlo de traje en sus conciertos. Una de sus mejores etapas.

7. Kiss me, Kiss me, Kiss me (1987). Con este disco doble, The Cure, dejó de ser un grupo para sólo algunos, su fama se volvió internacional y de él salieron muchos sencillos, entre ellos, “Just Like Heaven”, “Hot, Hot, Hot” y “Why Can’t I Be You”. Robert Smith sorprendió a sus fans cortándose el pelo.

8. El título Disintegration (1989) hacía pensar que sería el fin de The Cure, sin embargo fue una falsa alarma y muy lejos de ésto la agrupación se encontraba en su momento de mayor fama. De este disco podemos recordar “Love Song”, “Lullaby”, “Fascination Street” y “Pictures of You”, una joya de su discografía. En esa época Robert Smith usaba un suéter de punto negro.

9. El Wish (1992) fue el disco que trajo por primera vez a The Cure a México. De este álbum podemos recordar los éxitos “High” y “Friday I’m In Love”. El pelo de Robert Smith lucía, aunque alborotado, estilizado; lo mismo su maquillaje. Una muy buena etapa en la que se le veía guapo y con camisetas blancas con estampados.

10. El décimo disco de The Cure, Wild Mood Swings (1996), tenía un poco de todo, ritmos de jazz y hasta trompetas de mariachi. De este álbum podemos recordar “Mint Car”, una extraña canción “feliz”. En esta época se le veía a Robert Smith usando jerseys de jockey.

11. The Cure iniciaba el milenio con un disco que los regresaba a sus raíces: Blood Flowers (2000), un álbum melancólico y con los elementos que caracterizaban sus momentos más oscuros. Este LP formó parte de Trilogy, una serie de conciertos que la banda ofreció en Berlín donde tocaban íntegros el Disintegration, el Pornography y el Blood Flowers. Robert Smith vestía todo de negro y el maquillaje de ojos incluía sombra negra.

12. El disco homónimo The Cure (2004) volvió a traer a la banda a México, esta vez al DF, con una serie de tres conciertos y boletos agotados en el Palacio de los Deportes. Robert Smith nos visitó con ojos de panda, la sombra negra se extendió alrededor de sus ojos gris-azules. Cantaban “The End of the World”.

13. 4.13 Dream es el disco más reciente de The Cure. A pesar de que salió en 2008 no habían tenido una gira por Latinoamérica con este material; sin embargo, nuestros deseos serán cumplidos y los veremos en el Foro Sol con un concierto que se dice será de, por lo menos, tres horas. Así que esperemos de todo: éxitos, lados b, canciones de fan y a Robert Smith cumpliendo ese día 54 años de edad, con los pelos alborotados y mucha sombra negra.

Texto  
¿Te gusta?