Revista Chilango

Chilanga del año: Elena Poniatowska

Diciembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Forma parte del Club
Vive Chilango

Síguenos en:

Se acabaron las dudas sobre el festival

El Vive Latino 2013 desde adentro

VL13 Alejandro Magallanes VL13
06 de diciembre de 2012
Por  Luis Del Valle   

Esta semana se anunció el cartel de la décimo cuarta edición del Vive Latino, que sucederá del 14 al 17 de marzo del 2013 en el Foro Sol de la Ciudad de México. Esta edición promete ser una de las mejores del festival ya que tiene un poco de todo: desde los sorpresivos headliners internacionales como Morrissey, Blur, Yeah Yeah Yeahs y Underworld hasta favoritos como Panteón Rococó, Los Fabulosos Cadillacs y Los Auténticos Decadentes, además de un sinfín de propuestas de todo el continente.

Aprovechando el anuncio del cartel hablamos con Andrés Sánchez, uno de los principales promotores del festival que ha trabajado en la organización del evento masivo desde su primera edición. Aquí lo que nos dijo sobre esta edición y el futuro del festival:

¿De dónde surge la idea de hacer el festival de cuatro días?

Ya tuvimos una experiencia similar en el 2010 cuando decidimos hacerlo de tres días. Decidimos abrirlo al viernes, incluyendo un acto pequeño, es decir un acto que apenas durara un par de horas, para probar si la gente iba a asistir o si era muy cansado. Lo hicimos y sí asistieron. Y gustó la idea de hacerlo de tres días. Cuando repetimos al año siguiente incluimos más bandas en todos los escenarios y vimos que el tercer día llegó para quedarse. Ahora quisimos hacer lo mismo con un cuarto día.

Queremos probar si la gente va a ir y va a aguantar, en cuanto a energía y costos. Ya tres días era cansado, cuatro será mucho más, además la gente tiene que pagar sus alimentos, bebidas, merch y demás, entonces queremos ver si funciona. Si la gente va el jueves, el próximo año lo podríamos extender a cuatro días completos. Es un poco la tendencia en festivales internacionales, sé que en Argentina hay festivales que llegan a durar hasta diez días, no es nuestra intención llegar a eso ni repetir el cartel en fines de semana distintos, pero sí queremos probar otras opciones para hacerlo crecer.

Platícanos del concepto visual de este año

Lo hizo Alejandro Magallanes, no queríamos que estuviera influenciado por otros carteles del festival, queríamos a alguien nuevo y diferente a lo que había hecho los de años anteriores. Nos aportó la frase que es: “El color lo pones tú”, el diseño del póster y el logotipo. La frase es libre a la imaginación, puede ser el color que le das al cartel o el color del ambiente que le das al festival.

¿Qué banda fue las que más trabajo les costó conseguir para el cartel? ¿Blur? ¿Porter? 

A Blur se les hizo la oferta y preguntaron sobre la historia del festival, cuántas ediciones se han hecho, cuánta gente convoca, qué bandas han tocado, etc. Ya que les platicamos, aceptaron sin ningún problema. El año pasado, Morrissey se quedó a un paso de entrar, precisamente por el mismo estira y afloja (la carta y la aceptación) ya no pudo entrar, entonces prácticamente estaba invitado para esta edición desde el año pasado.

Porter estuvo en las primeras ediciones y les veíamos mucha posibilidad de crecer. Desafortunadamente se separaron y siempre tuvimos el gusanito de querelos juntar. Habíamos tenido la inquietud pero no cuajaba. Este año nos acercamos y aceptaron. Nos tardamos en todo ese proceso de estira y afloja, de mandar cartas y demás, no fue complicado pero fue tardado.

Hay algunas críticas con respecto a que este año sólo un headliner es latino, ¿por qué la decisión de incluir grande nombres no-latinos en el festival?

La primicia original del Vive Latino en el 98 era que independientemente del género que fuera, tenía que ser en español, o que tuviera un nexo con lo latino. Poco a poco la tendencia internacional es invitar a bandas de todo tipo. Por ejemplo en Coachella han incluido a Zoé, Caifanes, Hello Seahorse! Es un poco la tendencia, y a pesar de que es un festival latino, podemos invitar a bandas internacionales y la gente las acepta muy bien.

Hemos invitado a bandas que cantan en japonés, francés y portugués y las aceptan sin problema. A partir de este ingreso de bandas anglo recibimos a gente que antes no iba al Vive Latino, los que van a Coachella y Lollapalooza ya ponen el Vive en su agenda. ¿Para qué quieres ir a gastar avión, hotel y tiempo para ver a Morrissey o Blur si aquí los puedes ver?

¿Cuáles bandas del cartel crees que en un par de años puedan encabezar el festival?

Dos bandas por las que apostamos desde sus inicios fueron Enjambre y Carla Morrison. Con Enjambre comenzamos con un Lunario, luego el Vive, Metropólitan y hace una semana agotaron el Auditorio Nacional. Igual con Carla Morrison, hace poco logró vender 7000 boletos sin problema. Son dos actos que quisiera que en algún momento llegaran a cubrir el espacio de un headliner. También estamos apostando por otras bandas como Comisario Pantera, Banda de Turistas, Franny Glass, Monsieur Periné, Puerto Candelaria y Ondatrópica que estuvieron en las Olimpiadas.

¿Qué hicieron en las Olimpiadas?

Es un proyecto colombiano del mismo estilo que el Buenavista Social Club. Un productor inglés los reunió y grabó con el financiamiento de una disquera inglesa. Reunió a gente de la cumbia y salsa tradicional colombiana y armaron un combo muy interesante que estuvieron tocando en las olimpiadas.

¿Viajas a otros países para escuchar y conocer otras bandas? ¿Cómo es ese proceso de conocer y bookear a las bandas?

Con las bandas locales te mandan un carta, el disco y tratamos de escuchar lo más que podemos, también los entrevistamos y nos fijamos si tiene lo necesario o no para estar en el festival. En caso de las extranjeras desde el año pasado hemos estado visitando mercados de música. Estuvimos en el de Vic por Barcelona, fuimos a otro en Galicia, el mercado de la Plata en Argentina, Medellín, Bogotá, Panamá y así nos la pasamos buscando música. Cuando vamos a uno de estos mercados te llegan... híjoles... tengo diez kilos de discos que me traje de la Plata. La próxima semana iré a Uruguay entonces a ver que más hay por allá.

Entonces, ¿cabe la posibilidad de que agreguen más bandas a esta edición?

Escuchamos y si hay algo que creemos que puede funcionar no necesariamente tiene que estar en este cartel. Por ejemplo, Puerto Candelaria los encontré el año pasado y entraron hasta este. Podemos guardar las bandas para el próximo año.

¿Cuál ha sido tu mejor experiencia en un Vive Latino?

Para mi cada año la experiencia del Vive vigente mata la del anterior. Antes nos presionábamos mucho, nos queríamos involucrar en todo y acabábamos no disfrutando el festival. Ahora repartimos la carga de trabajo y nos organizamos mejor, hasta nos da chance de ver a algunas bandas en el festival. Cada vez está más organizado, todo funciona cada día mejor. Hemos crecido con el público y el festival.

En caso contrario, ¿has tenido una mala experiencia en el Vive?

Ha habido de todo, pero no puedes detener el festival. Había una banda que estaba programada y justo antes de subir se los llevaron por el uso de su nombre y no puedes salir al escenario a decir “perdón no van a salir”. Tienes que recorrer los horarios y ajustarte en el momento. Hay que tener un plan b y resolver lo que vaya saliendo.

¿Cómo te gustaría ver al Vive Latino en diez años?

Antes que nada me gustaría que continuara, es un festival en el que hemos cuidado mucho los detalles, en el que hemos trabajado mucho, así que me gustaría que se mantuviera por muchos años. Me gustaría que en unos años los headliners vengan a nuestra puerta, no por ego, sino porque significaría que el festival está lo suficientemente fortalecido y sólido como para que les guste a los talentos grandes. Eso me gustaría ver.

Si tengo una banda y quiero tocar en el Vive Latino, ¿qué tengo que hacer?

Pueden escribir a la página del Vive Latino y redes sociales del festival, siempre están abiertas para recibir propuestas.  

Texto  
¿Te gusta?