Revista Chilango

Chilanga del año: Elena Poniatowska

Diciembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Forma parte del Club
Vive Chilango

Síguenos en:

¿Cómo se puso el último día del Vive?

El VL12 cierra en grande

26 de marzo de 2012

Era de esperarse. Los últimos cuatro conciertos del día eran tan distintos como la variedad de público que se reunirían a escucharlos. Los asistentes tuvieron que decidirse entre escuchar a Molotov, Austin TV, Systema Solar, Fatboy Slim, Kinky, Antidoping y Rebel Cats. Por eso, el escenario principal no se llenó hasta su totalidad, la gente andaba por todos lados.

Aunque es de reconocer el gran cierre que ofreció el DJ Fatboy Slim, la verdad es que la euforia musical inició desde que Paté de Fuá subió al escenario Indio Verde, muy a pesar de que en esta ocasión (en comparación con los dos días anteriores) había menos de público.

A pesar de la cantidad de público, los creadores de "Boquita pintada" no se dejaron desalentar, si no al contrarío, durante 30 minutos ofrecieron un excelente concierto que aunque abarcó principalmente su nueva producción no dejó de ofrecer canciones como El fantasma enamorado, Celoso y desubicado y Paloma cruel.

Después de Paté le tocó el turno a La Lupita, quienes (con su "Ja ja ja" y su "Hay que pegarle a la mujer") pusieron a bailar al público que iba aumentando en número.

Además de poner el ambiente con su música, Hello Seahorse también lo hizo con su actitud; y es que su vocalista (Denise Gutiérrez, mejor conocida como Lo Blondo) se aventó en dos ocasiones hacia el público que gustoso la cargó entre sus brazos.

Dejemos un poco del lado el escenario Verde.

Los encargados de abrir la carpa Danup fueron Eddie y los Grasosos, quienes tuvieron como invitados sorpresa a Jessy Bulbo y a Pato de Maldita Vecindad. Después de ellos, Tropikal Forever se subió al escenario y puso a bailar a todos con su electro cumbia.

Para la mitad del evento, el público –que esta vez fue más variado en edades que en ediciones anteriores (había desde bebés hasta señores de la tercera edad que iban con sus nietos)– seguía llegando al Foro Sol con la intención de ver a algún artista, comprar un souvenir o simplemente para convivir con sus cuates.

Alfonso André se presentó en escenario Blanco y lo hizo por primera vez como solista en un Vive Latino. No pudo hacerlo de mejor manera que llevando músicos invitados y estando acompañado de su esposa (Cecilia Toussaint) y su hijo Julián.

A las 18:30 hrs llegó el turno de Illya Kuryaki & and the Valderramas. A pesar de que era uno de los grupos más esperados –y de que ellos mostraron una enorme energía–, no terminó de prender al público ni de conectarse por completo con él. Tal vez esto se debió a que no tocaron sus canciones más famosas; del setlist que presentaron, Coolo fue la única canción que momentaneamente encendió al público (ojalá les vaya mejor en su concierto del Plaza Condesa).

La sorpresa de la noche la dio Jaime López (y su Chilanga Banda) al llegar el escenario Indio Blanco acompañado de Quique Rangel y Andrea Balency y al haberlo llenado. De todos los músicos que se habían presentado aquí, hasta esta hora, él fue el que más público congregó. Y es que cómo no hacerlo, si durante su concierto contó con el acompañamiento de los Tacvbos e incluso cantó la Chilanga Banda.

Luego de la presentación del músico tamaulipeco, le tocó el turno a The Horrors, quienes llegaron al Foro Sol a escasas horas de haber aterrizado en México. Los británicos fueron el grupo de habla inglesa que mejor aceptación tuvo en el festival (también fueron de los que más público jalaron).

Al mismo lugar llegó Austin TV, con un público cada vez más amplio en edades, quinteto que demostró que los nervios de sus primeros "Vives" quedaron atrás. Para cerrar con broche de oro, los regios de Kinky jalaron a buena parte de los asistentes y los pusieron a bailar al ritmo de su nuevo disco, sin dejar a un lado las que ya saben que son garantía de baile, como Soun tha mi primer amor y A dónde van.

Otra gran y muy grata sorpresa de la noche fue cuando Molotov (Indio Verde), Austin TV (Indio Blanco) y Siystema Solar (Carpa Danup) se presentaron casi al mismo tiempo en sus respectivos escenarios. Lo genial fue que mientras los de Molotov cantaban sus éxitos ante una gran cantidad de gente; Austin TV hacía lo mismo en el escenario Blanco y los colombianos de Systema Solar en una Carpa Danup totalmente llena.

Esto demostró que todas las agrupaciones y músicos que se presentaron, sin importar qué tan famosos sean, tienen un público muy fiel.

Un poco más tarde, los Rebel Cats pusieron a rockabillear a todos los que se encontraban cerca de la carpa Intolerante. Desde sus fans hasta a algunos despistados que pasaron cerca, los asistentes al Vive pudieron disfrutar a Lalobilly y sus suertes en el contrabajo. En la carpa Danup, el reggae de Antidoping puso la dosis exacta de amor, paz y buena vibra. 

Eso antes de dejar a su público listo para disfrutar los beats y las luces estroboscópicas de Fatboy Slim, quien hizo que todos los asistentes bailaran al ritmo de la música electrónica, la presentación de Quentin Leo Cookel además de baile incluyó rayos láser y pantallas con imágenes en 3D (caritas felices y luces de colores que podías ver gracias a los lentes 3D que alguien repartió).

Al igual que el del año pasado, este Vive finalizó al más puro estilo de un rave.

Checa aquí nuestras notas de todo el Vive, la del viernes con Zoé y la del sábado con Café Tacvba.

Vive Latino 2012: último día1
Texto  
¿Te gusta?