Revista Chilango

3ra. encuesta anual de sexo

Agosto 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

10 Canciones de los hijos de Colchester

1 de 2

Blur regresa... ¡Woo-hoo!


22 de febrero de 2012
Por  Luis Del Valle   

Las últimas semanas de febrero de 2012 fueron ajetreadas para Blur. El cuarteto no sólo apareció en los Brit Awards para ofrecer un mini concierto y recibir un premio por su excepcional contribución a la música, sino que también anunció que encabezaría un concierto post cierre de la Olimpiadas (con New Order y The Specials como invitados). Esto nos hizo recordar su trayectoria y todas las grandes canciones que han producido a lo largo de sus casi veinte años de carrera.

Ahora, con su participación en el Vive Latino, decidimos hacer una lista con nuestras favoritas de Blur. Girls & Boys y Song 2 no aparecen porque, aunque nos gustan, ya las hemos escuchado hasta el cansancio (no pudimos recordar una vez que hayamos ido al Pasagüero y no hayan puesto alguna de las dos). Aquí las tienen:

Sing

Una de sus primeras canciones, originalmente grabada en su demo (cuando se hacían llamar Seymour) y después regrabada para su primer disco "Lesiure". Aquí no se hacen referencias explícitas al la cultura británica, como sería tendencia en sus otros lanzamientos, pero sí fue la maqueta de todo lo que harían posteriormente: melodías, letras de monotonía y un toque de nostalgia. También serviría como introducción a Blur para muchos, pues este tema apareció en el famosísimo soundtrack de Trainspotting.

Popscene

Perdida entre Leisure y Modern Life is Rubish, este sencillo sin álbum se considera como el que empezó todo. Y no hablamos de la fama de la banda sino del Britpop en general. Fue el primer flamazo en la explosión del género que se viviría en Inglaterra en los años siguientes. Con este tema, Blur pasó del rock de su primer disco al inteligente pop inglés que apareció en su siguiente LP. El título –"Popscence"– de cierta forma predijo lo que vendría después.

For Tomorrow

No se dejen engañar por la música alegre y los “La la lalala”, esta canción pinta un panorama deprimente: el de un joven del siglo veinte. A pesar de que ya estamos en otro siglo, la vida moderna (o mas bien posmoderna) sigue siendo igual de peligrosamente monótona para los jóvenes; es más, quiten las referencias inglesas y sustitúyanlas por unas locales y bien podría hablar sobre la juventud mexicana.

Parklife

Canción que dio nombre al disco que catapultó a Blur al éxito. En una entrevista con la revista Q, Albarn explicó que la novela titulada London Fields de Martin Amis fue la que inspiró el disco. El comediante Phil Daniels canta en los versos, mientras que Damon se encarga del coro de esta canción que, como muchas otras, crea un vivo retrato de la Inglaterra de los noventa.

This is a Low

Basada en el pronóstico marítimo, esta canción es otra que nos habla sobre una nostálgica decadencia de la sociedad en Inglaterra, de cómo las cosas están llegando a un nuevo punto bajo. Lo curioso es que el propio Albarn lo hace sonar como algo personal a la vez: citando la línea inicial, pareciera que él y su país se estuvieran hundiendo al mismo tiempo. El lujo para describir hasta el más mínimo detalles es uno de los grandes fuertes de Blur, y ésta es una de la canciones donde más luce.

1 de 2
Texto  
¿Te gusta?