Revista Chilango

Las 100 canciones que marcaron nuestras vidas

Octubre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:
mysqli_result Object ( [current_field] => 0 [field_count] => 9 [lengths] => [num_rows] => 1 [type] => 0 ) mysqli_result Object ( [current_field] => 0 [field_count] => 9 [lengths] => [num_rows] => 1 [type] => 0 ) mysqli_result Object ( [current_field] => 0 [field_count] => 9 [lengths] => [num_rows] => 1 [type] => 0 ) mysqli_result Object ( [current_field] => 0 [field_count] => 9 [lengths] => [num_rows] => 1 [type] => 0 ) mysqli_result Object ( [current_field] => 0 [field_count] => 9 [lengths] => [num_rows] => 1 [type] => 0 )

15 Canciones para entrarle a su música

1 de 3

PJ Harvey reina en el Mercury


07 de septiembre de 2011
Por  Luis Del Valle   

Polly Jean Harvey, mejor conocida como PJ Harvey, es una intérprete y compositora inglesa que a lo largo de sus 23 años de carrera ha entregado algunos de los mejores discos de la historia y se ha convertido en sinónimo de buena música. Siempre en constante evolución, Harvey se mantiene vigente y relevante reinventandose disco tras disco, como pocos músicos han logrado.

Ayer, PJ recibió el prestigioso Mercury Prize 2011 a lo mejor de la música inglesa por su disco Let England Shake. Pero fuera de ser la ganadora de este año, Harvey es una de la artistas con más nominaciones al premio (cuatro, para ser exactos), fue la primera mujer en ganarlo y es la primera persona en ganar el premio dos veces; el primero se lo llevó hace diez años por su disco Stories From the City, Stories From the Sea. No queda duda de que Harvey merece toda la buena crítica que recibe y que es una de las mejores exportaciones del Reino Unido.

¿No la conocen? No se preocupen, con motivo de su victoria, aquí listamos 15 rolas para dar un vistazo a la extensa y aclamada carrera de PJ Harvey:

Sheela-Na-Gig

En los noventa PJ Harvey se convirtió en un ícono del rock, de todas las talentosas intérpretes que surgieron en esos años ninguna profundizó en el rock y sus variaciones como lo hizo Harvey. Su debut Dry, tomó al mundo por sorpresa con un sonido que tomaba influencias desde el blues hasta el punk agregando técnicas de grabación lo-fi que terminaron forjando el sonido de Harvey. “Sheela-Na-Gig”, nombrada en honor a unas esculturas de Inglaterra, fue una de las primeras demostraciones de las poderosas letras y la energía de Harvey.

Rid of Me

Si bien PJ ya tenía un sonido bastante crudo en su debut, para su segundo álbum Rid of Me lo subió de nivel al punto en que varias de las canciones del disco suenan agresivas. Este es el caso de la canción que da nombre al disco, donde Harvey combina lamentos desperados por la partida de su amante con gritos violentos que demandan atención y devoción absoluta, dando como resultado una combinación poderosa, espeluznante y única.

Goodnight

Después de su primer discos, Harvey lanzó una compilación de demos titulada 4-Track Demos donde no existía mayor producción que la de la propia Polly Jean. Pero esto no resulta desventajoso, como se pudiera pensar, todo lo contrario, resalta la crudeza que manifestó en sus primeros dos discos. En esta compilación aparecieron canciones inéditas hasta ese momento, entre ellas Goodnight que muestra las influencias de Blues y Hard Rock en los primeros trabajos de Harvey.

To Bring You My Love

La agresividad y crudeza de los primeros discos de Harvey disminuyó en su tercer aclamado álbum To Bring You My Love. Aquí Harvey encontró un sonido mucho más ambicioso y profundo, donde se entrelazan diferentes capas de sonido gracias la variedad de instrumentos utilizados. Las letras ahora tratan sobre nostalgia, añoranza, recuperar lo perdido. Y así es caso de la nostálgica e imponente canción que da nombre al disco, donde Harvey luce el registro más profundo de su voz.

Down By the Water

Otra canción que toca el tema de la pérdida es "Down By the Water", considerada una de las mejores de PJ, cuya letra se ha prestado a todo tipo de interpretaciones, desde el aborto hasta la pérdida de la inocencia. Al escuchar este tema es inevitable sentir que escuchamos un obscuro cuento de hadas de otra época, todo gracias a la tenebrosa música y a los susurros con los que acaba el tema.

1 de 3
Texto  
¿Te gusta?