Michael Jackson

Era 1987 y Michael Jackson se encontraba en el punto más alto de su carrera, era el amo y señor de casi todo la industria musical, lo único que le faltaba era conquistar por completo el mercado latino; ahí llegó la versión en español de “I Just Can’t Stop Loving You”. Titulada “Todo mi Amor eres tú”, la incursión de Jackson en nuestro idioma –afortunadamente– se mantuvo en la sombras y nunca se hizo popular. Hay que reconocerle a Jackson que, a diferencia de los ejemplos anteriores, su pronunciación fue mucho mejor y sonaba más natural. Sin embargo, la letra era demasiado pegajosa y forzada, lo que convirtió a la dulce balada de Jackson en una rolita pop del montón. Lo peor de todo es que en la película This Is It se veía a Jacko ensayándola en español. ¿¡Tenía planeado darle una segunda oportunidad!?