Madonna: un recuento de sus giras

¿Es realmente la reina del espectáculo?

Facebook oficial Madonna

En los últimos años cada vez son más las bandas que han dado una mayor importancia a sus presentaciones en vivo. La industria cada vez se alimenta menos de la venta de discos (y cada vez más de la venta de cervezas), por lo que ha encontrado en el espectáculo su mayor campo de refugio.

Mientras hoy en día los festivales mandan y las propuestas cada vez son más teatrales, hace treinta años conceptos como Slipknot o Daft Punk serían inimaginables. En el pasado no era así: los artistas se dedicaban en su mayoría a lanzar disco tras disco, que era lo que les producía un mayor ingreso, aunque eso nunca aplicó a los más grandes.

Madonna desde sus inicios estuvo interesada en hacer de sus espectáculos en vivo una puesta en escena. Tomando en cuenta que la más reciente gira de la reina del pop, “Rebel Heart”, llegará en muy poco tiempo a nuestro DeEfe, repasemos un poco lo que esta artista ha hecho en sus conciertos anteriores.

LA INVENCIÓN DE MADONNA

De seguro fue impactante para Madonna el crecimiento exponencial que tuvo durante sus primeros años como cantante. Para promocionar su primer disco de estudio ella apenas y podía llenar algunos bares y foros pequeños en Estados Unidos, incluso llegó a inventar una forma de ‘tourear’ bastante extraña: se trataba de los “track dates”, en las que anunciaba fecha en tal foro sólo para tocar una de las canciones de su disco.

Un par de años después, para promocionar su segundo disco de estudio (que fue un boom comercial), realizó su primera gira en forma, “The Virgin Tour”, la cual, en conjunto con su diseño (creado por Maripol), logró llenar estadios en prácticamente todos los estados del país del norte.

Los conciertos eran abiertos por los Beastie Boys, mientras que Madonna aparecía en el escenario con un vestido de novia acompañada de cinco músicos. La mejor parte del show era el puente entre Like a Virgin y Billie Jean de Michael Jackson, mientras Madonna  y sus bailarines imitaban los movimientos del rey del pop.

LA SALIDA AL MUNDO

Su siguiente reto era salir de su país natal, cosa que logró con creces durante el “Who’s That Girl Tour”, el cual visitó ciudades de los países más importantes de Asia y Europa.

El show empezaba con una ya icónica presentación de “Open Your Heart”, la cual mostraba a Madonna con un look similar al de Marilyn Monroe y con una actitud mucho más efusiva al de presentaciones anteriores.

Tres años después, esta actitud se potencializó en la que es considerada por la Rolling Stone como la gira más impactante de los años 90s, “Blond Ambition Tour”, primera gira en el que el escenario fue sumamente importante para su show. La actuación de Madonna, llena de polémica, resultaba sumamente sensual mientras simulaba una masturbación durante Like a Virgin.

PRIMERA VEZ EN MÉXICO

“The Girlie Show” alzó a Madonna a una nueva etapa mientras visitaba por primera vez países de Oceanía, Medio Oriente y Latinoamérica (con tres fechas en México).

Su show se basaba en dos actos: uno llamado dominatrix, en el que vestía un traje influido por la cultura egipcia, y otra titulado Studio 54, el cual, como la misma Madonna dice, fue una mezcla de un concierto de rock, un desfile de moda, una presentación de circo, un acto de cabaret y un espectáculo de burlesque.

LA DECEPCIÓN

Después de hacer esta gira ella admitió en una entrevista que si volvía a decir que no actuaría en un concierto nunca más en su vida, no le creyeran. Fue cierto, pero tardó ocho años en volver a pararse sobre un escenario, aunque su regreso en “The Drowned Tour” dio como resultado uno de los espectáculos más producidos, pero al mismo tiempo más decepcionantes de la década pasada.

El escenario, lleno de luces y pantallas, lucía un disco de vinilo gigante y giratorio en el fondo, mientras que Madonna y todo su equipo cambiaban 4 veces el estilo del concierto: NeoPunk, Geisha-Anime, Country-Cowgirl y Latino-Urbano.

El principal problema fue la forma en cómo estuvo construido su show (que hay que admitirlo, es ridículo). Esto en conjunto con su poca disposición para tocar sus clásicos (sólo 3 y contando “Secret”), hizo que entre muchas otras publicaciones, el New York Times criticara fuertemente a Madonna, de la que se escribió en una reseña del tour: “Madonna representa el amor propio respaldado por un montón de tiempo en el gimnasio y toda una tropa de lacayos dedicados, todos trabajando para deleitar a un público que sólo parece desdeñar.”

Pero todo se solucionó en “Re-Invention Tour”, pero que retomó en su “Confessions Tour”, aunque esta vez sus cuatro actos (Espectre, Espiritual, Glam y Disco) tenían mucho más sentido mientras que su escenario, una pista de baile gigante, resultaba encantador.

REGRESO A TIERRA AZTECA

Ella volvió a pisar nuestro país en “Sticky & Sweet Tour”, con dos fechas en el Foro Sol. La gira, que es la más exitosa jamás realizada por una artista solista, contaba con covers a Abba y a Donna Summer, mientras que Madonna presentaba cuatro actos totalmente nuevos (Pimp, Old School, Gypsi y Rave). Una gira controvertida, pero de las mejores.

Ella volvió a pisar a Chilangolandia con su “MDNA Tour”, una exitosa presentación en la que tomó lo más impactante de su pasado, fungiendo más como un recital de grandes éxitos que como un tour promocional de “MDNA”. Los temas más polémicos de la cantante se retomaron y con éstos su espectáculo energético y transgresor.

Ahora Madonna está en pleno “Rebel Heart Tour” y no importa lo que tengamos que decir sobre él por ahora, o la importancia histórica que tendrá dentro de la carrera de la reina del pop; lo importante es experimentar un nuevo espectáculo creado por alguien que siempre se ha destacado por crearlos los próximos 6 y 7 de enero en el Palacio de los Deportes. 

¿Cuál ha sido hasta ahora tu gira favorita?

También checa:

Madonna vuelve a México

¿Qué opina Madonna sobre el “fracaso” de Tidal?

Ve 30 minutos de material inédito de Vogue