Cantantes que destrozaron el himno

¡Se les olvidó la letra!

Especial

Los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011 inician mañana y, como siempre, un elegido será el encargado de interpretar el Himno Nacional durante la ceremonia de inauguración. Este año, Vicente Fernández tomará el micrófono, esperamos que no se le vaya una copla de más ni que se le ocurra improvisar a la hora de la hora, como ocurrió con los siguientes personajes 

Al sonoro rugir del ¿bridón?

Fue durante la inauguración de la serie del Caribe 2009, en Mexicali. De buenas a primeras, al cantante de banda, Julio Preciado, le dio por armarse unas rimas muy peculiares. Lo peor de todo fue que una vez que terminó de cantar ni siquiera tuvo la decencia de ofrecer disculpas; al contrario, le echó la culpa al sonido, diciendo que no estaba a la altura y que rebotaba… Sí, y seguramente fue un efecto del rugir del bridón, ¿no? 

Casi bien

http://www.youtube.com/watch?v=OZdMoXfgcnY&feature=related

Todo parecía ir saliendo a la perfección. Sin embargo, cuando estaba a punto de terminar, la hija mayor del Papá Soltero fue traicionada por los nervios en pleno Estadio Azteca, a la mitad del partido de la NFL. Pero bueno, ¿qué tanta diferencia hay entre profanar con su planta tu suelo y profanar con su planta su aliento? Nada más una sílaba… ¡Ja! 

Una letra es una letra

Una sola letra es igual de importante que toda una estrofa. Una simple e insignificante letra arma todo un relajo. Quienes opinen lo contrario, sólo recuerden los trámites burocráticos. Ignoramos qué le pasó a Pablo Montero, tal vez la cruda; así cualquiera se equivoca.

¡Ay, ya cállate que me desesperas!

En el partido entre las Águilas del América vs el Everton de Inglaterra se anuncio que el cantante boricua Luís Ramírez sería quien cantaría el himno. Nunca supimos si al momento de hacerlo estaba bajo el influjo del alcohol, de alguna droga –o ambas–, o si sólo se quiso hacer el chistosit. Juzguen ustedes mismos.

Qué le hagan el antidoping


Por puro respeto, y por sentido común, cuando se canta el himno de un país, sin importar cuál o si eres o no de dicha nacionalidad, debes hacerlo de forma seria, respetuosa, solemne y en posición de firmes. Éste hombre se siente más ciudadano americano que el mismísimo Capitán América, y eso que trae ¡el nopal azteca tatuado en la cara!

El culpable

Si hay que echarle la culpa a alguien por todas las equivocaciones habidas y por haber en lo que a cantar el himno frente a un gran público se refiere, ese el Coque Muñiz. Y es que el error que comentió en 1988, justo antes de una pelea del Maromero Páez, se quedó grabado en el inconciente colectivo de todos los cantantes. Si hay alguien a quien odiar, es a él.