Mirreyes, fotógrafos y vendedores

Especial

El mirrey

En algún punto de los últimos años los conciertos se convirtieron en el nuevo hábitat de los individuos conocidos como los mirreyes y mirreinas. Estos seres son de lo peor que te puedes encontrar en un concierto. Se la pasan hablando, tomándose fotos con la banda en el escenario de fondo, cayéndose de borrachos y hablando sobre la peda del fin. Todo menos pelar el concierto.

El fotógrafo compulsivo

¿Una foto de recuerdo del concierto? Bien. ¿Una foto de recuerdo con los amigos? Bien. ¿Una grabación de la canción favorita? Bien. Documentar todo el concierto con una cámara común y corriente, o peor con un celular, tenga la resolución que tenga, y a muchos metros del escenario; mal. Ni se va a ver bien, escuchar menos, se están perdiendo de lo que pasa mientras ven el concierto por su cámara/celular, y de paso la tienen todo el tiempo arriba y no dejan ver a los que tienen atrás. Estas personas deberían de bajar sus cámaras y disfrutar el concierto.

Aquí un gran ejemplo:

2766-http://www.youtube.com/watch?v=ZyFrSE5D2ME

El fan de las redes sociales

El clásico que no puede dejar de Twittear o Facebookear durante todo el concierto. Si los ven en cualquier punto del concierto notarán que miran fijamente su smartphone y que rara vez voltean a ver otra cosa. Estas personas normalmente son un problema cuando van con uno, porque constantemente les informarán sobre qué está diciendo fulanito sobre el concierto o peor aún, les informarán sobre cosas que no tienen nada que ver con el concierto durante su canción favorita.

El fan de México

Es bueno sentirse orgulloso de nuestro país, es todavía mejor expresar su amor por el mismo pero no lo hagan en los conciertos, al menos mientras no salgan del país. Estos “fans” de México harán cosas como llevar una bandera que tapará la visibilidad del resto de los asistentes (y la llevarán así estén en la sección de hasta arriba del Azteca), gritarán como locos cada vez que escuchen que alguien dice México, sea la banda o no, y organizarán el grito en coro de “¡México!, ¡México!”. No hay razón alguna para empezar a gritar eso a la mitad de un concierto.

El vendedor

El momento más emotivo del concierto, LA canción, todo está perfecto, no hay ninguno de estos personajes odiosos cerca de ti, estás a punto de vivir uno de los mejores momentos de tu vida cuando de repente: “CHELAAAAAAAAAAAAAAAAAAAS, cheve, cheve lleve la cheve” y es así que uno de los vendedores del recinto en cuestión se atraviesa con una gigantesca charola de lo que sea matándote el momento y tapándote la visibilidad. Para colmo, estos vendedores sirven como camino para el “mis amigos están adelante”.

Aquí cerca del 05:30 podemos ver como las famos chelas cubren el muro de Roger Waters:

2765-http://www.youtube.com/watch?v=JwAMVUOR538

¿Qué otro tipo de personas molestas les han tocado en los conciertos?