¿Qué hicieron Los Blenders para llegar desde Coapa hasta Coachella?

Aunque saben que es por su talento, no descartan también la suerte.

Los Blenders
Foto: Natalia Garza (Chilango)De izquierda a derecha: Sebas (guitarra), Archun (voz y guitarra) y Gordo (batería)

Los Blenders viven el sueño de cualquiera que tuvo una banda. De ensayar todas las tardes en casa, pasarán a tocar en uno de los festivales de música más importantes del mundo. Nacieron en Coapa en 2011 y el próximo domingo 16 de abril se presentarán en nada más y nada menos que Coachella.

¿Cómo le hicieron? De acuerdo a Gordo (baterista), Archun (guitarrista, vocalista), Sebas (guitarrista) y Chebas (bajo), integrantes de este cuarteto de rock garage y surf, fue una mezcla de talento y suerte.

«Hay un muchacho que se llama René. Es un amigo nuestro que conocimos en Tijuana, una vez que fuimos a tocar. Él trabaja con la gente que organiza el Coachella y tiene mucho prestigio allá, le dijeron que si podía meter a algunas bandas y decidió meternos a nosotros. Nos preguntó si queríamos tocar allá y obviamente le dijimos que sí», nos contó Gordo.

El “muchacho René” es René Contreras, uno de los promotores musicales más jóvenes —con tal sólo 26 años— y que además de trabajar en Coachella, tiene su propio festival Viva! Pomona, también en California. De no haber sido por él, según palabras de Archun, tal vez Los Blenders no estarían en este camino.

«Cuando empezamos a tocar o incluso hace dos o tres años, no sabíamos qué iba a pasar. Todos teníamos chambas de godínez, estábamos en esa edad donde tienes que vivir solo, ganarte tu dinero; era imposible vivir de la música. Pero poco a poco se fueron dando las cosas y han salido cosas más chidas y más chidas, que nos han hecho seguir en esto».

Para Gordo, su aparición en Coachella también puede servir de inspiración para grupos nuevos que ven difícil el panorama en el rock mexicano, sobre todo cuando en ediciones anteriores del festival, los actos nacionales que se agregaban, eran del tamaño de Café Tacvba, Caifanes o Zoé.

«Sí podríamos ser el ejemplo que no tienes que ser la bandisisísima para estar en Coachella y que te pasen cosas chidas, ¿no? Si haces las cosas bien y tienes un poco de fortuna, obviamente que las puertas se te van a abrir. Aunque la verdad no tenemos idea de cómo sea el proceso para entrar en Coachella. Nos avisaron cuando salió el cartel»

Para Archun, su talento fue lo que los colocó en el cartel de este año. «Tampoco es como al chile. Todos los festivales tienen una curaduría y uno de ese tamaño tiene que pasar por más de una cabeza. Ahorita en Estados Unidos, particularmente en California, hay un interés grande. El año pasado fuimos y tuvimos una respuesta que jamás me habría esperado, toda la gente se nos acercaba y decía, es que ustedes son como las bandas de aquí, pero cantan en español y yo por eso me siento más representado por ustedes, porque mi primer idioma es el español, adopté el inglés porque mis papás me trajeron de niño, pero yo soy mexicano y a mí los gringos no me representan».

Actualmente el grupo espera la salida de su nuevo disco, Ha sido, para el verano. Promocionan su sencillo “Ya no te quiero” y como prometió Sebas: «A Coachella llevaremos lo mejor de nuestro repertorio. Vamos a que la gente nos escuche tal vez por primera vez y si tenemos suerte, que les interese, se queden y después nos ubiquen».