London Calling

The Clash, la única banda que importa.

Especial

Cuando Jose Strummer se paraba frente al micrófono, con su guitarra al hombro, hablaba en primera persona. Sin embargo, sus palabras representaban el pensamiento de multitudes que reclamaban una revolución.

The Clash es la banda más importante del punk. Lograron hacer de éste más que un movimiento underground, una forma de vivir. Desde su homónimo álbum debut (1977) hasta el Cut The Crap (1985) demostraron una calidad envidiable y, sobre todo, una facilidad para experimentar en el sonido que pocos en el género se atrevieron a hacer.

London Calling es la obra maestra de The Clash. Desde la portada que muestra a Paul Simonon masacrando su bajo contra el piso, es un disco que representa el auge del punk. 

Cada canción ofrece una propuesta distinta pero agresiva. ‘London Calling’ suena a un himno de guerra contra la beatlemanía. Mientras queBrand New Cadillac’ explora el sonido del rockabilly. Siguiendo por ‘Spanish Bombs’ y su nostalgia por Federico García Lorca hasta llegar a ‘Train in Vain’, la canción más pop de The Clash. 

Es un álbum necesario para melómanos.