Las 12 etapas del amor, según Adele

De las más cursis a las más tristes

Facebook oficial Adele

Si tus relaciones sentimentales casi siempre pueden describirse como dramáticas, seguro eres fan de Adele y cada que escuchas una de sus canciones solo puedes pensar “esto es básicamente mi vida”.

Con su música hay de todo y para todos, desde clavados hasta recién cortados, porque pocas artistas saben describir tan bien las emociones del amor y desamor

1. Primera etapa: cuando no sabes si le gustas

Al principio la única duda que tienes es si vale la pena la confusión o simplemente estás perdiendo el tiempo“Should I give up or should I just keep chasing pavements? Even if it leads nowhere”.

2. Y te la vives con señales de ‘sí, pero no’

De repente te entra la desesperación y solo quieres gritarle ¿a ver a qué hora?, en palabras de Adele: “What are you waiting for? You never seem to make it through the door”.

3. Después compruebas que los dos se gustan

Y básicamente cantas “I dare you to let me be your, your one and onlyyyyy” enfrente de él/ella para que deje a sus otros ligues. 

4. La siguiente etapa es: Clavarte…

Y vives ese momento en el que juras que el sentimiento será para siempre, y lo único que puedes cantar -y prometer- es: “I will always love you”.  

5. Muy intensamente

Es más, hasta piensas que esa persona es exactamente lo que buscaste toda tu vida: “I’ve been looking for you, baby. In every face that I’ve ever known”.

6. Hasta que sospechas que te engaña

Cuando los rumores te lo confirman solo te dan ganas de preguntarle si ya se le olvido todo lo que pasaron juntos: “You and I have history, or don’t you remember?

7. ¿Siguiente etapa? El día que te das cuenta de que ya valió

Además del drama y las lágrimas, tu ruptura se reduce a esto: “It matters how this ends ‘cause what if I never love again?” porque crees que te será imposible recuperarte.

8. Pero después lo extrañas

 

En esta etapa comienzan a invadirte emociones encontradas como “treat me soft but touch me cruel” y no sabes si lo quieres o lo odias. Tal vez porque tienes una mezcla de estos dos sentimientos dentro de ti.

9. Y luego lo odias

En estos momentos solo quieres gritarle esta línea de la canción: WE COULD HAVE HAD IT ALL!

10. Luego pasa el tiempo y te recuperas

 

Cada vez lo piensas menos y descubres que hay muchos peces en el agua, de hecho hasta piensas que podrás encontrar a alguien más y te resignas a la idea de que no todo dura para siempre: “Sometimes it lasts in love but sometimes it hurts instead”.

11. Hasta que lo ves

 

Y te dice Hello, it’s me y tu proceso de recuperación comienza a tambalearse porque te das cuenta que el tiempo no lo cura todo (They say that time’s supposed to heal ya, but I ain’t done much healing).

12. Y todo empeora si él/ella está con alguien más

Está bien si en esta fase te da algo de coraje y piensas “no fui yo, definitivamente el culpable de todo fuiste tú”. Lo mejor es seguir los consejos de Adele y hasta mandarle saludos a la nueva persona.

13. Hasta que, al final, cuando te busca ya lo superaste

Después de todo este proceso dramático logras recuperarte, seguir con tu vida y hasta encuentras a alguien más. Si en ese preciso instante tu ex se da cuenta de que se equivocó lo único que te queda decirle es que ya lo superaste. O bien, puedes dedicarle esta canción: “I found a boy who I love more, than I ever did you before. So stand beside the river I cried, and let yourself down!”.

Ahora sí, ¿qué canciones nos faltaron y cantarás a todo pulmón en el concierto?

También lee:

Polis madrugaron a los ambulantes en el Jardín Pushkin

Serrat, Ana Belen, Miguel Ríos y Víctor Manuel vendrán al Auditorio

Adiós al legendario Leon Russell