La sociedad está drogada

Chilango entrevista a Silverio

DMI

Agárrense. Su autoproclamada "Majestad Imperial" está de vuelta con un gancho al hígado que se llama Esclavo. Su nuevo álbum pretende incomodar a la clase alta, poner a pensar a los burgueses y a bailar a la banda. Ódienlo u ámenlo, pero este cantante/showman/hombre de negocios en el mundo del arte (es socio de la disquera Nuevos Ricos), tiene a la ciudad entera bailando al son de su nueva rola "Gorila". No pasa desapercibido, y es justo su cometido. Sus conciertos despiertan la variedad más florida de comentarios, entre insultos del escenario para el público y viceversa, en una suerte de happening y catarsis colectiva, sus desnudos y alaridos, acompañados de música electrónica repetitiva, convierten a Silverio en una de las figuras más interesantes en la escena nacional.

Platicamos por teléfono con él y esto fue lo que pasó.

 

¿En qué anda Silverio?
Armando un libro, sobre Silverio. Estoy seleccionando material y trabajando con el diseñador. Armando todo el librito.

Te ha ido bien con "Gorilla"
Sí, está jalando, funcionando bastante bien en el formato de la radio, para eso se hizo la canción. Ha sido complicado el asunto del radio, me ponen de vez en cuando, pero en situaciones muy específicas, pero esta sí la han puesto en rotación, lo cual me parece muy bien .

¿Qué comentarios has recibido de tus fans?
No está tan Silverio. A mí me gustó la idea de hacer una rola en forma de canción. Generalmente hago tracks electrónicos, y esta salió como canción, así que estuvo a todo dar. La armé con Alí Guagua de las Ultrasónicas y con otra chava que se llama Romi. Nunca había trabajado de esta manera, está funcionando, entonces ahora sí que más allá de lo que me digan, se aguantan.

¿Cómo ha cambiado tu espectáculo con el nuevo disco?
Realmente no ha cambiado demasiado. Sigo siendo yo en el escenario, tal vez un par de bailarinas, pero el formato no va a cambiar demasiado, está como me gusta y me gusta mucho. Lo que he estado haciendo con las nuevas rolas es integrar más voz, como en "Gorila" como "Quémalo", hay otra que se llama "Coqueta" y ya tenía "El Iluminado", entonces es lo que ha cambiado. Agarro más el micrófono y canto más, pero el show va a seguir siendo lo mismo. Me gusta un montón la idea de estar yo en el escenario y que la gente se meta conmigo.


¿Qué es lo peor que te han dicho sobre tu espectáculo?

Lo peor no me lo han dicho. Se lo han guardado. Lo he podido ver en sus rostros.

¿Y críticas mala onda?
Me han cortado el show. Como los dueños del audio, que no creen que puede existir algo así y paran el evento, hasta el que era el director del Museo de Arte Moderno que le pareció que no era pertinente un espectáculo como el mío.

¿Cómo ve "Su Majestad Imperial" la situación actual del país, qué harías para mejorar las cosas?
(Risas) Pues parar mis shows. (Se ríe de nuevo.) No, pues legalizar las drogas, definitivamente.

¿Y tener a una sociedad drogada?
No pues está, eh… está… ah, se me fueron las palabras. Ah, que está probado que legalizar las drogas disminuye el consumo. De todas maneras la sociedad ya está drogada. Entonces acabarían con tanta masajera.

Estarás en Shangaii con otros chilangos, ¿por qué?
La gira del nuevo disco empieza en Shangai, luego me voy a Europa a hacer unas fechas por allá y regreso a la Ciudad de México a finales de octubre a presentar bien el disco.

¿Y cómo crees que le agarren la onda los chinos a la onda Silverio?
No tengo la más remota idea. Es lo que quiero ver, porque es la primera vez que estaré en una cultura diferente a la nuestra. He viajado bastante, pero siempre a sociedades occidentales.

Tu nuevo disco se llama Esclavo. ¿De quién? ¿Del amor?
No, nada de amor. Sólo soy esclavo de mí mismo.

[player:url=http://www.chilango.com/media/musica/gorila.mp3&credito=Silverio&titulo=Gorila] 

Bájala aquí (click derecho, Guardar vínculo como..)