La magia de CocoRosie en el Teatro Blanquita

VÍA@caco_156
Carlos Mena

Anoche, un lugar clásico y legendario del centro sirvió como punto de reunión de más de 2mil personas que seguramente jamás se habían parado en este sitio, me refiero al Teatro Blanquita, el cual fue sede del concierto de las hermanas Bianca y Sierra Casady, es decir, CocoRosie.

El lugar que ha visto incontables presentaciones de musicales cabareteros, obras de subido humor, (como la que se esta presentando en estos momentos: La Semesienta), le dio el toque final, kitsch y especial a la excelente presentación de las hermanas.

La noche que se llenó de girl power, (pues hasta en el sonido local ponían solo canciones de féminas), comenzó con Haciendo El Mal, grupo chilango de folk etéreo y ambiental compuesto por Paulina Lasa y Karen Ruiz. Estas chicas se presentaron ante un Teatro Blanquita a medio llenar y que poco a poco se fue poblando, pues las filas para entrar estaban muy lentas.

Después de su participación, al más puro estilo del teatro, una voz anunció la primera, la segunda y finalmente la tercera llamada poco antes de las 10 cuando Sierra y Bianca salieron al escenario acompañados de Tez the super human beatbox y su pianista-trompetista.

Durante poco menos de hora y media, las hermanas franco-estadounidenses dieron una completa cátedra de cómo dar un gran concierto con prácticamente nada de producción: vestidas con dos trajes (blanco y naranja) y vistosas pelucas, se sirviron de la magia beatboxera de Tez (que hasta se aventó un “solo”) para hacer que el público del teatro se parara apenas a la segunda canción y bailaran prácticamente durante todo el concierto.