La frenética noche que dio SUM 41 en el Pepsi Center

@Sum41

A la banda canadiense de rock SUM 41 le tomó 20 años venir por vez primera a México, donde ofreció un concierto en el Pepsi Center frente a casi tres mil personas que vivieron una noche frenética.

Para ello la agrupación liderada por Deryck Whibley seleccionó un set de canciones para compensar la ausencia que habían tenido durante estas dos décadas; la nostalgia llegaba a un público joven adulto, que no vestían más bermudas.

Dave Baksh, Jason McCaslin, Tom Thacker y Frank Zummo, quien tomó el lugar de Steve Jocz, aparecieron sobre el escenario para comenzar con “The hell Song” en una noche donde la euforia de los integrantes se respiraba en la atmósfera.

A esta canción le siguió “Over my head” y “Fake my own death” que hicieron enloquecer en gritos a la multitud que de inmediato se congregó a los pies del entarimado.

Deryck hizo una pausa para disculparse por no haber pisado antes México: “Damas y caballeros, por fin lo hicimos, es nuestra primera vez aquí, somos unos verdaderos idiotas por no haberlo hecho antes” y continuó con “Goddamn I’m dead again”.

La noche era un derroche de frenesí, los asistentes a penas podían creer que SUM 41 estuviera tocando en México, por lo que muchos fieles decidieron documentar el evento en sus teléfonos celulares.

“There will be Blood”, “War” y “Motivation” fueron parte de la selección de este tour que los había llevado previamente a Chile, Brasil, Argentina, en una fecha importante al haberse cumplido veinte años desde su creación.

Aún se percibía esa energía juvenil como cuando iniciaron su trayectoria, así le siguieron “Walking Disaster”, “With me” y pronto la agrupación le cedería el escenario a Frank Zummo para dejar en claro por qué había sido la elección ideal para unirse a la banda, al interpretar un solo de batería con una gran maestría.

“Still waiting” vaticinaba el fin del encuentro con sus fans mexicanos al ver salir del escenario a los canadienses, pero aún faltaban temas emblemáticos de la agrupación para cerrar con broche de oro con “Makes no difference” y “Fat Lip” que desbordó a la audiencia en fuertes alaridos de entusiasmo.

También lee:

Zidane reconoce que no sabía nada del América

Ana Guevara está en el hospital tras ser víctima de una golpiza

Sigur Rós vendrá a México en abril