La de Arjona

Peor que miel...

VÍARuy Feben

¿Cuál es la frase?
La que ahora nos ocupa (porque tiene miles) es: “Tuve sexo mil veces, pero nunca hice el amor”, a cargo de, ¿quién más?, Ricardo “el rimas” Arjona.

¿Qué quiso decir con esta frase?
Básicamente, ser estúpidamente romántico: “sí, mira, nena, he sido un ganapán toda mi vida, pero te juro que nunca he querido a nadie”. A ver: ¿quién no ha aplicado esa frase nunca? Todos sabemos que es cierta, si acaso, una vez cada año bisiesto.

¿Cómo podríamos corregir tal bodrio?
En vez de la frase, poner: “Tuve sexo mil veces, sexo enfermo, bondage, threesomes, asientos traseros de autos indecibles, videos porno y toda clase de perversiones conocidas… pero, bueno, nunca hice el amor…”.

¿A quién dedicársela?
A la chavita medio fresa que está por entregar su flor (y que no está muy convencida de dártela a ti, gamberro).

 

Notas relacionadas:

Las 9 peores rolas ochenteras
Las 12 peores coplas de Arjona
8 aberrantes vidoejuegos musicales