La copa de la vida – Ricky Martin

Unas chidas, otras chafas

VÍARuy Feben
Clasos

Ahora que el mundial ya está a la vuelta de la esquinal, nos hemos tomado la libertad de recordar cinco canciones futboleras. Ojo: algunas son muy malas, otras buenas (mmh… no, creemos que no pusimos del todo buenas), todas de algún modo memorables. Échales ojo y dinos qué opinas.

¿Qué pues con esta rola?
Eran los locos años noventa. Por alguna razón que muchos desconocemos, en 1997 el mundo descubrió a Ricky Martin. Con “Livin’ la vida loca” como estandarte, Martin representó a los latinos de una manera horrible en Estados Unidos. No pasó mucho tiempo para que los organizadores del mundial se percataran de algo: poner a Ricky Martin a cantar una canción en el mundial del 98 sería un éxito seguro. Y lo fue.

¿Entonces era chida o no?
No. Sobre todo porque esta rola sonaba i-dén-ti-co a todas las demás de Ricky. Y no: los latinos no somos así.

¿Por qué se volvió memorable?
Porque en el coro decía, en tres idiomas distintos, “olé-olé-olé”.