La Banda Bastön llegará a Ceremonia con disco recién estrenado

Rompimientos, reencuentros y la búsqueda obsesiva por un complemento en las relaciones de pareja forman parte de la lírica actual del dueto.

Banda Bastön
Foto: Cortesía TapeOriginarios de Baja California Sur, Dr. Zupreeme y Muelas de Gallo llevan casi dos décadas tirando rimas.

El disco anterior de La Banda Bastön (Todo bien) se publicó en 2013. Un par de años más tarde, Dr. Zupreeme y Muelas de Gallo comenzaron a trabajar en nuevas canciones, las que hoy se encuentran reunidas en Luces Fantasma. Con ese álbum bajo el brazo llegarán el próximo 1 de abril a Ceremonia.

«En el departamento donde vivíamos entonces, nos juntábamos a picotear canciones, es decir, a sacar ideas, buscar un beat o una melodía», nos dijo Muelas en entrevista. «Me ponía a escribir alguna idea que tuviera, sin mucha prisa en realidad».

Entre las primeras canciones que cobraron forma se contó “Cárcel”, aunque era muy distinta melódicamente. Hoy esa historia en la que La Banda Bastön interpela a quien ha hecho del ego una cárcel y de las miras cortas un modo de vida tiene aires R&B gracias a los coros de Mariel Mariel y los sampleos soul.

«Con muchas canciones pasó eso. Empezaron de un modo y terminaron siendo otra cosa; dependió mucho de los colaboradores que fueron sumándose. De algunos versos decíamos: “Ese está bueno para retomarlo para la canción que queremos hacer con tal persona”. No queríamos repetirnos ni repetir ritmos o temas que ya hubiéramos tocado en Todo bien», nos contó Dr. Zupreeme.

En Luces Fantasma, segunda producción del dúo de Baja California, buscaron expandir el abanico de temas de los que suelen hablar en sus canciones.

No lo hacemos tan premeditado, nos explicó Muelas de Gallo, pero «entre el 2013, cuando sacamos Todo bien, a este año en que estamos sacando Luces Fantasma, yo tuve muchos altibajos en mi relación, por ejemplo, incluso hubo un tiempo en que no estuve con mi mujer, y estuve explorando mucho por ahí, le puse mucha atención a mi relación o la dependencia hacia las mujeres, la necesidad de sentirme amado, y hay muchas letras que van por ahí».

Algunas de las canciones en las que se vertieron esas experiencias fueron “Miénteme más”, “Martes 13” o la que da título al álbum. Todas ellas tocan de alguna manera esas etapas por las que transcurrió su relación y la de cualquiera de nosotros. Rompimientos, reencuentros y la búsqueda obsesiva por un complemento en las relaciones de pareja forman parte importante de la lírica actual de La Banda Bastön.

También quisieron liberarse de ciertas cosas. Muelas cuenta que en el disco anterior estaban muy preocupados por impresionar a sus colegas hip-hoperos, por ganarse los aplausos. Y vaya que lo consiguieron. Pero para el disco recién estrenado, quisieron apelar a la sencillez. «Tratamos de hacer canciones con más vibra, que las gente las sintiera más», nos dijo Muelas. «Además la adultez está en ese disco», dijeron ambos entre risas.

Dr. Zupreeme y Muelas de Gallo se conocen desde que ambos tenían 5 años, vivían a tres cuadras de distancia uno del otro, y cotorrean desde los 13. Sin querer, han vivido circunstancias similares, tanto en lo profesional como en lo personal. A ello atribuyen que se entiendan tan bien a la hora de escribir y componer canciones. Y la conexión es tal que de pronto Muelas llega al estudio con una letra que parece haber sido escrita a partir de las vivencias del propio Dr. Zupreeme. «Hasta parece que me ha estado stalkeando».

Para este álbum, publicado bajo su propio sello, Homegrown, tuvieron múltiples invitados, entre los que se encuentran Álvaro Díaz, Yoga Fire, Denise Gutiérrez o Milkman.

«Para Ceremonia queremos llevar un montón de invitados, unas coristas, hacer algo diferente. Será una especie de presentación informal del disco», nos adelantó Muelas.