Jenny & The Mexicats se adueñan del Lunario

Moviendo las caderas siempre van

Arturo Lara

México, España e Inglaterra se fusionan para dar vida a un ritmo fresco, contagioso, de ese que obliga a mover las caderas de una lado a otro.

Suena la guitarra y los gritos de los fans no se hacen esperar, la voz de Jenny –quien aparece a un costado- llena el escenario al iniciar la noche con “Starting something”.

Durante casi dos horas , “Pantera” (guitarra), Incho” (contrabajo), David (batería) y Jenny (voz y trompetista) inundaron el escenario del Lunario del Auditorio Nacional, foro que pronto les quedará chico por su capacidad de convocatoria.

Los ánimos llegaron a su clímax con “Verde más allá”, que ha sido de las canciones más tocadas en las estaciones chilangas desde hace ya varias semanas.

Agradecieron el apoyo de su familia, amigos y sobre todo, de sus seguidores. Jenny y sus chicos han preferido mantenerse como una banda independiente para poder crear lo que les gusta, sin las presiones de una gran trasnacional que les imponga un estilo. Con este plan ya han pisado importantes escenarios como el del Vive Latino en su última edición.

Dejaron los nervios fuera y siguieron con “Heaven knows”, “Hunt you down” y el turno de los chicos para lucirse con “Llueve en el mar”, mientras Jenny los acompañaba bailando y tocando la trompeta. “Me voy a ir” y luego un tema escrito para sus dos perros: “Sasha y Esteban”.

Vino un primer encore que parecía ser el final de la noche, pero los chicos estaban tan a gusto que regresaron para volver a tocar “Verde más allá” (definitivo, el tema que los puso en el mapa). Para ese momento el Lunario ya era toda una fiesta encabezada por los Mexicats.