Tiesto y Guetta: un cierre eufórico

Beats, luces y locura en el EDC México

VÍAOmar Luna
Lulú Urdapilleta

El EDC México ofreció una clausura espectacular a la experiencia multisensorial que se vivió este fin de semana en el DF. Los sets de Tiesto y David Guetta desataron la demencia y dejaron en segundo plano el cansancio de un fin de semana de más de 24 horas de festival; todo fue beats, luces y locura

Desde las 13:58 se abrieron las puertas de un mundo mágico que conquistó por segundo año consecutivo el Autódromo Hermanos Rodríguez. Las gorras y tops fluorescentes eran imprescindibles para el incesante calor que atacó a la capital mexicana. Disfraces de caballo, ángeles terrenales, hadas y mucho color era lo que podías encontrar en un entorno lleno de regocijo; los penachos y las coronas de flores engalanaron a las tribus que irrumpían en el recinto. 

Al ritmo del golpeteo de los carritos chocones, el ruso Arty aglomeró a miles de personas para deleitarlos con su progressive house; los remixes de ‘One more time’ y ‘Sky full of stars’ ya son clásicos en los conciertos de música electrónica y el siberiano no podía excluirlos de la selección. Posteriormente, uno de los más esperados del EDC incursionó sobre el escenario, la melena desaliñada del australiano de Tommy Trash no paró de ondearse y de la misma forma los asistentes respondieron al no bajar ni un instante las manos mientras ‘Reload’ inauguraba su set. Los Yeah Yeah Yeahs tienen un lugar especial en los festivales con ‘Head will roll’, mientras que ‘Clarity’ arrebató hasta el último esfuerzo de las gargantas mexicanas. 

Si el sábado estuvo destinado en su mayor parte al dubstep y al trap, el domingo fue dominado por el electro house y uno de los máximos exponentes estuvo ahí para poner a todos ‘Ready for the weekend’. R3hab vio como una horda de penachos se postraron frente a él, todos ellos sedientos de beats; el australiano no dudó ni un segundo y atacó con lo mejor que tiene: remixes de ‘Under control’, ‘Runaway’, ‘Blame’ y un espectacular mashup de Wizard con You’ve got the love fueron un deleite sonoro. 

Con fuegos pirotécnicos se anunció la llegada de uno de los Dj’s favoritos del público mexicano. Tiesto incursionó en la catedral del KineticField y estaba listo para comenzar la ceremonia; ‘Red lights’ colmó la atmósfera con tonalidades carmín mientras el regodeo de los cuerpos en trance inducía al roce entre los presentes. La energía se desató con ‘How we do’ y ‘Tremor’; el neerlandés agradeció al público mexicano y entonó un “Olé, olé, olé, olé” a todo pulmón para cerrar su participación. 

Ya en los primeros minutos de lunes, el francés David Guetta destelló a los presentes con sus visuales imponentes y psicodélicos, al tiempo que las bocinas retumbaron sus grandes éxitos como ‘Shot me down’, ‘Bad’, ‘Dangerous’ y ‘Lovers in the sun’. Cada armonía trastornada por el sintetizador era motivo para emitir un rugido de felicidad, fue una gran fiesta y un reprise de ‘Seven nation army’ decoró el set. La dorada melena del galo no se detuvo ni un momento para provocar que ‘Heroes’, ‘Pompeii’ y ‘Titanium’ fueran cantadas con fervor para luego explotar con los beats producidos desde la tornamesa. La clausura del EDC se llevó a cabo entre fuegos pirotécnicos, llamaradas y ‘Without you’ como himno para culminar un fin de semana hipnótico. 

Primer día

La locura del Electric Daisy Carnival regresó a México y lo hizo con una impresionante explosión de sensaciones a cargo del dúo Jack Ü para cerrar la velada.

La edición 2015 del festival de música electrónica más importante del país fue todo un éxito en su primera jornada; fuegos pirotécnicos, visuales hipnóticos, adrenalina desbordada y una mezcla de sonidos que hicieron retumbar las cabezas de los miles de asistentes al Autódromo Hermanos Rodríguez. 

Desde temprana hora, las coronas de flores, torsos descubiertos, colores fluorescentes y una escenografía mágica envolvieron al público en el misticismo que ya caracteriza al EDC. Con cuatro escenarios, la diversidad de géneros estaba asegurada: big room, trap y dubstep fueron los principales protagonistas del sábado. Cada rincón del carnaval es un espacio sin inhibiciones, exóticas indumentarias, disfraces y muestras amorosas de festival eran parte de los cientos de metros cuadrados que ofrecía el evento.

El MayanArtCar fue el lugar donde el talento nacional se hizo presente frente a las tornamesas y que sin duda siempre tuvo una gran cantidad de almas presentes para disfrutar de mezclas poderosas. Por segundo año consecutivo, DJ Zaa puso a bailar a todos con remixes con vocales que sedujeron poco a poco a todos los que cruzaban de un lado a otro del recinto. Los juegos mecánicos de nueva cuenta fueron el complemento perfecto; en esta ocasión se agregaron los carritos chocones a las ya famosas rueda de la fortuna y torre de caída libre.

Todavía no irrumpía la noche cuando Henry Fong desató la jauría de beats en el KinectField, el cual era custodiado por dos espectaculares búhos y una catedral para enmarcar donde los ‘organistas’ alienaron a la feligresía.  En el NeonGarden tuvo una presencia especial la inclusión de J. Phlip, la oriunda de Illinois hizo tambalear las cabezas melódicamente con un house delicioso, mientras que apenas a unos cuantos pasos se encontraba el escenario CircuitGrounds, donde Crizzly no tuvo contemplaciones y causó una implosión en el tórax de los presentes al atacar una tóxica mezcla de dubstep y hip-hop.

De regreso al escenario principal, The Chainsmokers fueron de los más esperados, no sólo por su éxito mundial ‘Selfie’ sino por el gran set que ofrecen, donde los mashups fueron su especialidad con temas como ‘Blame’ y ‘Under Control’. Tras los neoyorkinos, Sander Van Doorn preparó el coctel de progressive house con una pizca tech trance; ideal para ver el sol esconderse detrás los fuegos pirotécnicos que invadieron el cielo capitalino. ‘Heads will roll’, ‘Sweet Dreams’ y ‘Come as you are’ arrebataron el rugido del Autódromo.

En medio de una presentación mágica con un performance futurista por parte de las bailarinas, Laidback Luke hechizó los pies de los asistentes para no dejar que tocaran el piso ni un segundo. ‘Million voices’, ‘We like to party’, ‘Satisfaction’ y un reprise de ‘Uptown funk’ hicieron que las banderas flotaran sobre la marea de personas. Dillon Francis también tuvo su momento sobre el tablado y no lo desaprovechó, sorprendió con su entrada de ‘La nave del olvido’ de José José para luego mezclar canciones como ‘Every teardrop is a waterfall’ y ‘Animals’.

Ya a la media noche, el momento que todos estaban esperando llegó: Jack Ü tomó los mandos. El dúo conformado por Skrillex y Diplo no permitió que el cansancio se percibiera por medio retumbar las bocinas con un amalgamiento entre trap y electro house que hicieron que las manos nunca dejaran de ondear. El sencillo con el que se dieron a conocer en 2014, ‘Take Ü there’, no pudo faltar y aderezaron su set con su álbum debut lleno de euforia. Para cerrar la velada, ‘Cómo te voy a olvidar’ de los Ángeles Azules puso cerrojo al primer día de beats en el DF.

Checa nuestra galería acá abajito…