Iraida Noriega lleva su groove al Plaza Condesa

Una de las mejores voces mexicanas

Sandra G. Hordóñez

Iraida Noriega se desplaza en los terrenos del jazz, la big band, el rock y el soul como pocos músicos lo pueden hacer.

La versatilidad de su voz y la necesidad de explorar vías para manifestar su talento le ha permitido colaborar con creadores como José Fors, José Manuel Torreblanca o Alejandro Otaola o la banda de reggae Los Rastrillos.

La vecina de la colonia Roma ha andado también por los caminos del soul, el pop y hasta el rap con la Groovy Band, una agrupación integrada por Carlos Sustaita, Aarón Cruz, Jorge Servín y Juan José López Ruvalcaba.

Con estos músicos, la cantante se metió al estudio el año pasado para grabar “Iraida Noriega y la Groovy Band”, un disco lanzado en mayo pasado que incluye piezas como “Feeling Good”  (un homenaje a Nina Simone) o la ochentera “Es por Amor”, del grupo argentino GIT.

Este trabajo será presentado en vivo el domingo 9 de noviembre en el Plaza Condesa y además se estrenarán canciones y tres videos.

“Esta presentación de la Groovy Band en el Plaza es muy importante y significativa porque ha sido un año de muchas bonitas alianzas del corazón alrededor de la Groovy en cuanto a los videos, los conciertos, en cómo se ha pasado de boca en boca, la presencia de la gente. Es una fiesta de mucho agradecimiento por lo que ha pasado este año”, comparte.

El concierto tendrá como invitados especiales a Diego Maroto en el saxofón y a Israel Tlaxcaltecatl en la trompeta, músicos que colaboraron en el disco.

El 60 por ciento de esta producción discográfica está formado por piezas de Iraida y el resto son arreglos a rolas que le gustan.

“Tenía una necesidad genuina de hablar de otras cosas que me importan mucho y esta música es  un vehículo en donde esos mensajes pueden navegar (…), no sé si el disco ha jalado más gente o no, pero sí veo que hay públicos distintos. Gente que sigue al rap, entonces comunidades del rap se han sumado, o gente más joven, gente que llegaba esperando un bolero y se topan con esto y en general lo han recibido muy bien”, considera.

Con la Groovy Band el público se involucra de una forma distinta que cuando se trata de jazz porque éste puede ser muy intelectual, agrega.

Nuevos proyectos

Iraida prepara una rola que le gustaría grabar con José Manuel Torreblanca, músico con el que trabajó este año. Además, seguirá  trabajando en LIJ trío, un proyecto en el que participan Juan José López Ruvalcaba y Luis Miguel Costero. Juntos hacen arreglos a canciones de cantautores latinoamericanos contemporáneos.

También seguirá en “Orlok, el vampiro”, la ópera rock creada por José Fors, el ex cantante de La Cuca. No descarta en el futuro hacer algo timba o algo muy rockero: “Y ya en esas una banda de blues”.

Pero mientras esas ideas se materializan, abramos los oídos al groove de esta cantante este fin de semana en la Condesa.

También checa:

10 canciones de Nick Cave
Alex Mercado, un jazzista de altos vuelos
Antonio Sánchez: el arte de percutir