Hugh Laurie y la receta musical de Dr.House

Una noche de rico jazz en el Auditorio Nacional

Foto: Lulú Urdapilleta

Una consulta con Dr. House sería toda una experiencia: ver a un malencarado médico, gruñón, amargado, con un negro y ácido sentido del humor, además de una sinceridad inobjetable, “matarían” a cualquier sano antes de entrar al consultorio. 

Todo para que al final dé un diagnóstico acertado y mande antibióticos efectivos para el malestar en una receta.

Pero eso sólo es ficción, James Hugh Calum Laurie a sus 54 años lo que desea es disfrutar de la música, reelaborar éxitos consumados e interpretar con su particular estilo un puñado de canciones que le inspiraron durante su vida.

House se convirtió en Laurie en el Auditorio Nacional, dejó a un lado el bastón y tomó un piano para mostrar las dos placas que ha grabado (casi anónimo), “Let Them Talk” y “Didn’t It Rain”, par de trabajos de buena manufactura bluesera y jazzera.

No hay ‘vicodin’, ni alguna otra droga que le excite para tomar su piano y entonar varios himnos del blues y jazz. Sólo un poco de tequila y sus dedos se calentaron de inmediato. “Iko Iko” y el clásico “Let The Good Times Roll” de  Louis Jordan and his Tympany Five comenzó la relación entre “House” y su “paciente”. 

Laurie no es un virtuoso, es un gran ejecutante de notas y eso le basta para disfrutar uno de los más bellos artes en este planeta. “What Kind Of Man Are You” de Ray Charles y “Day And Night” calentaron un diálogo del actor y escritor, quien aprendió unas cuantas palabras en español antes de iniciar la sesión.

“Hola ¿cómo están?, ¿bien?”, dijo Laurie para no recordar más palabras en la lengua de Cervantes más allá de ¡Salud! En cada trago de güisqui que dio durante la noche.

“The Weed Smoker’s Dream”, de la autoría de Laurie es un deleite; la guatemalteca Gaby Moreno lució esplendorosa gracias a su educada voz, nos hizo remontar a la época de los antaños bares donde el blues era la copa que uno se servía al momento de entrar.

The Copper Bottom Band es una amalgama de extraordinarios músicos y voces, el Doctor más famoso de la televisión sabe sacar provecho para realzar joyas como “Didn’t It Rain” y “St. James Infirmary”. 

Laurie jamás ha ocultado su gusto por Dr. John, por lo que decidió rendirle tributo al pianista y guitarrista de blues de New Orleans con “Wild Honey”El tiempo, efímero, corrió como una nota de blues; Laurie se despidió pero el público lo persuadió para regresar con una camiseta de la Selección Mexicana de futbol, a quien deseó suerte en el Mundial.

“Changes” y una versión que inferior de “You Never Can Tell” de Chuck Berry dieron fin a más de dos horas de notas. El médico se transformó en músico y sólo vino a recetarnos un puñado de buenas notas para aliviar nuestros dolores y síntomas diarios. 

Setlist Hugh Laurie Auditorio Nacional 

– Iko Iko
– Let The Good Times Roll
– Evenin’
– Bona Sera
– What Kind Of Man Are You
– Day And Night
– Kiss Of Fire
– Junco Partner
– Electric Chair
– You Don’t Know My Mind
– Weed Smoker’s Dream
– Lazy River
– Didn’t It Rain
– St. James Infirmary
– My Journey To The Sky
– Wild Honey
– I Hate A Man Like You
– I Wish I Knew How It WOuld Feel
– Such A Night
– Green Green Rocky Road 

Encore

– Go To The Mardi Grass
– Changes
– You Never Can Tell