Hardwell rescató la velada en el Palacio

El holandés demostró por qué es el #1

VÍAOmar Luna
Omar Luna

El DJ #1 del mundo mostró de lo que es capaz cuando se coloca frente a una tornamesa y, a pesar de la larga espera, salvó de manera espectacular una velada en el Palacio de los Deportes ante un ansioso público chilango. 

La cita se estipuló a las 20:00 y el Domo de Hierro poco a poco comenzó a aglomerarse. Gorras fluorescentes y gente de todas las edades se hicieron presentes en la pista para ondear las manos y las banderas tricolores, incluso arribó un grupo de diez niños menores de siete años -pero perfectamente resguardados por sus escoltas- para mostrar la energía potenciada con los pinchazos. 

El entorno fue distinto al vivido en otros conciertos de música electrónica. Entre algodones de azúcar y manzanas acarameladas, los beats tardaron en penetrar por completo en el tórax de los asistentes que deseaban detonar su locura pero no encontraban la vía melódica para lograrlo. 

Previo a la presentación de Hardwell, Dyro y Dannic fueron los encargados de calentar los motores, pero por alguna extraña razón no terminó de explotar el ambiente como estaba presupuestado. ¿Sería una mala ecualización por parte del ingeniero de audio, sets con arranque explosivo pero que poco a poco se diluían o un puñado de gente que sólo esperaba a Robbert van de Corput? Un cúmulo de todo ello sería la respuesta más acertada. 

Finalmente a media noche, la llegada del autor de ‘Spaceman’ frente a su feligresía mexicana hizo que las decenas de personas que ya se encontraban acomodadas en el piso se levantaran ante un sonoro “¿Qué pasa México, están listos para el desmadre?” por parte del neerlandés. 

Hardwell demostró la enorme capacidad musical que lo caracteriza y revolucionó los latidos de los presentes por medio destellos, explosiones, fuego y mezclas exquisitas. El holandés sabe hacer su trabajo a la perfección y precisamente sorprendió con el remix de ‘Fancy’ de Iggy Azaela, además de ‘Suavemente’ de Elvis Crespo. ‘Save my night’ fue precisamente lo que realizó en el Palacio de los Deportes. 

La algarabía se desbordó con temas como ‘Reload’, ‘Ten feet tall’, ‘Alive’ y ‘Blame’. La luz de los estrobos contrajo las pupilas y, con pausas precisas junto con riffs elegidos quirúrgicamente, el #1 hizo temblar el lugar con ‘Wasted’, ‘Bad’, Dare you’ y ‘Under Control’. 

Sin lugar a dudas, mención especial mereció el instante en el que el silencio conquistó el lugar para darle paso a ‘Ping Pong’ ante extremidades móviles en el aire. Pero aquello sólo fue el principio, pues un excelso mashup fue el paso con maestría del tema de Armin Van Buuren a ‘Tremor’ ante la incredulidad de las miles de almas extasiadas. 

Hardwell lo hizo una vez más. El tulipán demostró por qué es el mejor del orbe al provocar la enajenación por segunda vez en el año en la Ciudad de México, previo a esta velada exhibió su talento en el Electric Zoo para ya convertirse en uno de los favoritos de los chilangos.

Checa nuestra galería acá abajito

Tal vez te interese:

El DF pronto tendrá su propio festival de música electrónica
La historia detrás del beat
Calvin Harris, beats llenos de psicodelia