Girl Talk – Jump On Stage

?Ya est? la Feria de las Culturas Amigas en Paseo de la Reforma!

Baxter dice:
Girl Talk raya en lo ñero, en el gringo redneck que se la arrimó a tu novia cuando fuiste de viaje romántico a Cancún, en la beach party que sólo veremos en los videos de MTV Hits, recuerda a los megamixes de las estaciones de “chavos” más prendidas y aún así: gobierna. Nadie tiene la paciencia, creatividad y esmero que este desk jockey le imprime a sus mixtapes. Cabe resaltar que esta mezcla (que en menos de 7 minutos le dio en la madre a rolas de Radiohead, Beastie Boys, Ol’ Dirty Bastard, Portishead, Public Enemy, Iggy Pop o la noventerísima White Town, entre otros cientos) debe escucharse como parte de un todo. El disco es gratis, y lo encuentran en descarga por aquí.

Edit dice:
Mmm… con Girl Talk me sucede algo raro: si mis oídos se lo encuentran por casualidad me hace sonreír pero nunca es iniciativa mía escucharlo ni mucho menos ponerlo en una fiesta. Me encantan los millones de mixes que puede lograr y que es delicado con el ritmo, es súper fino y eso se agradece porque te puedes echar el disco completito sin darte cuenta. Sólo un detalle: odie Creep… malos recuerdos supongo.

Yannina dice:
El concepto de “mashup” ha tenído tanto éxito en este siglo, que cada día son más los djs que se defienden bajo el título de “mashupero”. El chiste y la gracia de hacerlo bien es la diferencia entre Girl Talk y muchos otros. Me gusta este dj, me parece un génio, tiene una velocidad en sus cambios, que logra prende mucho a su público, en vivo es un fiestón, y este, su nuevo disco satisface mis expectativas, sobre todo esta rola. Me gusto mucho la parte donde mete Creep de Radiohead.

Bart dice:

¿Qué harán con “Sour Times”?…. Suena lógico. No sé quién esté rapeando, pero no lo hace mal. Bien armada, buenos cortes. Una cosa pensada. Tiene sus buenas concesiones, pero funciona. Menos cuando entra “Creep” con el ODB. Es un horror. Un verdadero espanto. Es una tradición, esta de Girl Talk,  que se escucha mejor en los clásicos, pienso en Steinski. Mejor escuchen a Steinski. A los cinco minutos, ya me aburrió.