Gerard Way, el remanente del ‘Black Parade’

Así se puso su concierto en el Cuervo

VÍAOmar Luna
Getty Images

Luego de haber generado un álbum como ‘The Black Parade’, teatral, orquestal y que genera una trama alrededor del entorno musical; incluso haberse reinventado de manera exitosa con ‘Danger Days: the true lives of the Fabulous Killjoys’, el ex vocalista de My Chemical Romance lanzó su primer material como solista de manera sumamente parca. Este sábado, Gerard Way presentó ‘Hesitant Alien’ en la Ciudad de México ante un público disminuyó su energía conforme avanzó la velada.

Los gritos fueron ensordecedores cuando el oriundo de New Jersey incursionó sobre el escenario del José Cuervo Salón con su tinte naranja, el cual combinaba con la corbata. El alba del recital desató la locura entre los jóvenes asistentes, mientras sus padres los custodiaban desde lejos. No había de que preocuparse, pues el recinto prohibió las bebidas alcohólicas porque la mayoría de los asistentes eran menores de edad. ‘The Bureau’, ‘Action cat’ y ‘Zero zero’ acompañaron las palmas al aire.

Seis cuerdas, cuatro graves, una pila de teclas y una serie de thumbs hicieron extrañar el virtuosismo y las variantes de Frank Iero, Ray Toro, Mikey Way. Un set raso generó que poco a poco las manos no ondearan con la misma intensidad. ‘Millions’, ‘Juarez’ y ‘Drugstore perfume’ también formaron parte de la lista.

La monotonía comenzó a permear el lugar que no rebasó la mitad de su capacidad y la audiencia no supo cómo reaccionar ante el cover de James Cecil, ‘The water is wide’. Revivió la adrenalina cuando Gerard Way subió a una fan al escenario durante ‘Get the gang together’ para que tocara el pandero e incluso se tomó una selfie con la absorta adolescente.  

Con el lábaro tricolor en una mano, ‘How it´s going to be’ y ‘Maya the Psychic’ fueron testigos de cómo algunos presentes se comenzaban a impacientar por la invariabilidad musical por el otrora intérprete de ‘Famous last words’. Con el cover de ‘Snakedriver’ llegó la primera despedida de Way, pero el encore sucedió cuando -con las luces encendidas- el público cantó el cielito lindo para que regresara el cantante con ‘Dasher’.

Gerard Way fue uno de los máximos representantes de lo que se le conoció como movimiento Emo en los últimos años y fue precisamente la emotividad la gran ausente de la velada. Way seguramente se unirá a la enorme lista de los solistas no lograrán superar lo conseguido como agrupación.

También checa:

– 4 estaciones de radio que marcaron época
– The Lumineers, en el DF
– Datos que no sabías sobre los American Music Awards