From Yesterday

30 Seconds to Mars alcanzan la perfección de una canción rock con toques pop en el tercer sencillo de su segundo disco (Beautiful Lie, 2005). Al principio la canción no suena como nada especial, una guitarra tranquila y versos casi hablados, pero poco a poco la melodía va subiendo de tono hasta llegar a un explosivo y dramático coro que garantiza sacar al pequeño emo que todos llevamos dentro. ¿No me creen? Escuchen la canción una vez y se darán cuenta que no podrán dejar de tararear el pegajoso coro a lo largo del día.

Dato curioso
El video de la canción dura arriba de 10 minutos y según rumores es uno de los videos más caros de la historia, también se rumora que es el primer video de una banda gringa en ser filmado completamente en China.