father-john-misty
Foto: Lulú Urdapilleta - OcesaEsta fue la segunda presentación de Father John Misty en México.

Ser pastor de una iglesia era la aspiración de Joshua Tillman, hoy Father John Misty antes de convertirse en músico, quería cantar frente a una congregación de fieles seguidores, pero el destino le puso una guitarra folk, momento en que dejó de creer en ángeles y demonios.

Con casi cuatro décadas encima, Father John Misty volvía a México luego de su presentación en el Corona Capital 2015 con Pure Comedy, un disco que bien podrían haberlo hecho en conjunto Elton John con Fleet Foxes.

Adan Jodorowsky fue un telonero perfecto, el hijo de Alejandro Jodorowsky domina el arte de hacer suyo al público con su acto casi circense de gran calidad, quien durante el acto compartió una nueva rola de su próximo disco a estrenarse en octubre de este año, según dijo al público.

Tras casi 30 minutos de receso, Pure Comedy inició la sesión; un tímido cantante de Maryland entonó “Revolution”, “Dying man” y “Birdie” con su acostumbrada dificultad.

“Paper Bag” fue emotiva, Father John Misty se arrodilló y le cantó a una emocionada fan, las lágrimas comenzaron a caer sobre algunos rostros mientras continuaba con “Strange Encounter” y “Nothing Good Ever Happens at the Goddamn Thirsty Crow”.

“True Affection”, “Hollywood Forever”, “Cemetery Sings” y “I Love You, Honeybear” son joyas que ablandan el corazón más áspero que existiera dentro del Teatro Metropólitan; seductores pasos de baile sobresalían mientras finalizaba con “Bored in the USA” y “The Memo”.

Father John Misty es un músico complejo, no apto sólo para los que buscan escuchar una voz dulce que contagie las letras de sus canciones enseguida.