Entrevista con Ruido Rosa

Botitas de tacón para pisar pedales

Especial


“Una vez que tocamos la primera canción los albureros se callaron”-Ruido Rosa

Han viajado dos veces a SXSW, las alabaron en provincia y no se dejaron seducir por la lengua de Gene Simmons cuando le abrieron a Kiss en México. Tras un largo recorrido, este sábado 15 de octubre Ruido Rosa se presentará en el festival Corona Capital

 

A pesar de que su nombre no busca cargar la bandera feminista, ellas son femeninas: usan faldas, chalecos de piel sintética, se pintan la boca de rojo y usan botitas de tacón para pisar pedales. Ale (vocalista) de pelo negro y voz rasposa, Carla (bajo) una pelirroja con rasgos de elfa, Daniela (guitarra) rubia con apariencia de cuadro victoriano y Maryluz (batería) de pelo castaño y muñecas destructoras de tambores, forman el cuarteto. Ellas tan lindas, tan guapas y educadas son las creadoras de un sonido sucio, sin piedad por la moderación de volumen. Las chicas nos contaron un poco de su trayectoria de los últimos dos años…

 

La lengua de Gene Simmons

“Uno de los momentos de más confrontación que hemos tenido es cuando le íbamos a abrir a Kiss, de verdad creíamos que nos iban a matar” dice Maryluz. En septiembre 2010, las chicas fueron encargadas de abrirle a la legendaria banda de rock. “Cuando la gente se enteró que íbamos a abrir pusieron cosas horribles en el muro del evento. Que éramos unas fresas, y pinche pop…creíamos que nos iban a abuchar horrible. Íbamos preparadas para una público pesado y hardcorero, pero después de que tocamos la primera canción los albureros se callaron o mínimo no oímos nada, si nos gritaron “chichis chichis” no nos enteramos. Tuvimos una respuesta increíblemente positiva y era algo que no esperábamos” añade Carla.

 

Amor provinciano

Este verano las chicas dieron shows en León y Celaya. “ Fue una cosa impresionante, yo jamás había sentido algo así. Empezamos a tocar y la gente se sabía perfecto nuestras letras. Al principio de nuestra carrera como que no nos fijábamos mucho en el público pero poco a poco vas agarrando confianza y es una sensación increíble de pronto voltear a ver que la gente de verdad se sabe las canciones y se emociona por nuestra música” cuenta Ale. “Además gritaban nuestros nombres, era entre increíble y rarísimo. Sí saca un poco de onda, en México sí habíamos tenido éxito pero aquí como no tocan bandas con tanta frecuencia la gente de verdad de emociona. No lo podíamos creer, estuvo padrísimo”. Añade Daniela.

 

Fuimos a Austin

“Tocar en el festival SXSW fue una experiencia súper importante. Para empezar somos una banda que toca en español entonces esperábamos que todo el público que asistiera a nuestras presentaciones fuera mexicano o hispanoparlante. Y sí, casi todos lo eran. Pero de pronto acabábamos de tocar y llegaban gringos a decirnos que qué chido tocábamos. Lo mejor es que todo fue en nuestro idioma, sólo hubo un tema en inglés, porque al final debes de pensar en temas de acuerdo con el público que asista al evento” cuenta Maryluz. “Sí se nos ha ocurrido hacer más temas en inglés, no sólo para expandirnos sino porque es un idioma más fácil para temas de rock. El español es mucho más romántico, pero por ahora sólo son ideas tenemos que ver cómo progresamos” comenta Ale.

 

“Miedo a caer”, tema de la pubertad

“Teníamos como 17 años cuando empezamos a tocar este tema. Fue de la primeras canciones que compusimos. Al principio era en inglés y se llamaba “On the Verge” pero como que no nos acababa de gustar, además queríamos hacer música en español, entonces escribiendo vimos que estaba padre la traducción “miedo a caer”. Entonces decidimos que sería una muy buena canción para ser nuestro segundo sencillo” platica Daniela. “Es una canción muy de “adolescente incomprendido” pero aplica a todo momento, se trata de cuando sientes que todo se te viene encima y no ves el final, pero de alguna manera sacas fuerza y sigues adelante” concluye Ale.