Entrevista con Jim Eno

Arts & Crafts MX

Por Baxter

Han estado muy ocupados últimamente, ¿qué han hecho?
Hemos estado de gira desde enero, cuando salió el álbum. Ha sido itinerante, porque una semana vamos a casa y luego regresamos a los conciertos, entonces no ha habido descanso. Hemos estado enfocados 100% a la gira.

¿Qué haces cuando no estas girando?
Hago muchas cosas. Tengo una hija, así que paso mucho tiempo con ella. También grabo a otras bandas. Tiendo a mantenerme ocupado cuando estoy en Austin.

Vinieron a un festival, y ahora tienen su propio concierto. ¿Cuáles fueron las impresiones que se llevaron de México?
Fue un festival grande y entonces no tuvimos mucho tiempo de estar aquí. Sólo estuvimos backstage y en el hotel. No hicimos muchas cosas, en realidad. Pero aquí me tomé mi primera michelada. Estuvo increíble, pero desafortunadamente la hicieron con cerveza americana. Así que cuando regresé a Austin fui a todos los restaurantes mexicanos y me he vuelto adicto.

Deberías probar las Azteconas, cerca del Estado Azteca… dicen que son las mejores.

¿Y qué opinión te valió el público mexicano?
Fue grandioso. Creo que tocamos antes de que Peter Bjorn and John se subieran. Estábamos muy emocionados y ellos también.

Desde que salió el Transference, ha habido un mayor impacto de la banda en el mundo. ¿Cuál es tu opinión sobre lo que dice el público y los críticos del disco?
Creo que la respuesta ha sido maravillosa. Pero ha sido un disco extraño para nuestra trayectoria hasta el momento. No incluímos ningún éxito potencial como “The Underdog” ahí, más bien pusimos puras canciones que reflejaban lo que vivíamos en ese momento y esperábamos esa crítica. Pero creo que ha sido una reacción muy positiva, especialmente cuando tocamos en vivo. Hasta en México estamos en el radio.

Parece que Spoon está en un constante camino hacia el éxito desde hace varios años. Ahora más que nunca se ve que están dando el gran paso…
Nosotros no lo vemos así. Es curioso, pero desde que el disco Girls Can Tell salió, las cosas han salido mejor y mejor. Y hemos escuchado esa frase siempre desde ahí, “este es su mejor disco”, “este es su gran paso”. Y además de la crítica, lo mejor es que a la gente le gusta.

¿Qué es lo mejor que te podría pasar como integrante de Spoon?
Seguir lanzando buenos discos y poder seguir pagando la renta. Si puedo pagar la renta y alimentarme, con eso tengo.

Los vi en Coachella este año y les tocó muy buena suerte. Atardecía, la gente sentada los escuchaba, muchos fans al frente del escenario y de pronto me cayó el veinte. Se ven como una banda a la que no le importa si son 10 o 10,000 personas, no les importa si hay un escenario con pirotecnia o simplemente sus amplificadores. ¿Se ven en algún momento como una banda que llena estadios?
Realmente no somos una banda de shows grandes. La verdad preferimos clubes, que tienen cuatro paredes, se siente una mejor energía. En los festivales la gente que está hasta adelante sólo quiere ver al acto principal. Es una cuestión de prueba y error. Es curioso que menciones Coachella, tenía una fiebre terrible de 39 grados y casi no me acuerdo de ese concierto. Para mí no fue muy bueno, y seguramente verás un mejor show en el Polyfórum.

¿Qué cambia en la dinámica de la banda entre un show grande y uno pequeño?
Nuestros shows son mucho más largos cuando tocamos solitos. Cuando tocamos en festivales incluímos más hits, porque la gente va a ver eso. Cuando son nuestros shows siempre tocamos cosas distintas, eso nos emociona, cambia dramáticamente de noche en noche.  

¿Cuál es el mejor lugar del mundo para ver a Spoon?
Tiene que ser un lugar mediano, tirándole a pequeño, con muy buen sonido. Me atrevería a decir que el mejor lugar en donde hemos tocado es el Bowery Ballroom en Nueva York.

¿Qué pasa con el tipo de la portada del Transference?
Es sólo una fotografía que Brit (Daniels) vio en un museo. Estábamos mezclando el disco y viendo libros de fotografías y la foto se le reveló. El fotógrafo (William Eggleston) tomó la foto en los setenta y es una imagen contundente. El contraste de la lámpara con los demás colores en el cuarto, y sobre todo la expresión del sujeto. No se sabe lo que está pensando, no sabemos si está aburrido o odia que esté ahí la cámara.

En caso de que todo salga mal en México, ¿tienen un arma secreta?
¿A qué te refieres con TODO salga mal?

Sí, que la gente no se sepa sus canciones, o no se prendan…
Ah, en ese caso sería el tequila.

¿Para ustedes o para ellos?
Para nosotros, por supuesto.

A continuación, los boletos para su concierto en el DF.