El guilti pleshur

De Muchachitas a Coraz?n salvaje. Chale

Mi reproductor de mp3 marca manzanita tiene muchas cosas cuestionables, pero nada como esa pequeña constelación de canciones escondidas y catalogadas como Metallica. En el lugar en el que en teoría hay “Master of Puppets”, en realidad aparecen rolas bastante dudosas, de esas que seguro bajarán mi credibilidad ante todos ustedes.

Pero, por otra parte, no estoy solo. Junto a mí hay millones de mexicanos que comparten estos tristes gustos, tan tristes que los tienen que esconder bajo la fachada de algo rudo y metalero, por miedo a ser descubiertos y avergonzados públicamente. Aunque también están los que menos pudor tienen, y eso que conocemos como guilty pleasure (aborrezco la traducción, “gusto culposo”), para ellos es casi un modo de vida que no debe ser reprimido. Prueba irrefutable: en el DF hay más estampas de Estéreo Joya que de cualquier otra estación. ¿Dónde imprimirán tantas? ¿Quién las regala? ¿El que la pega en su coche está orgulloso? Ese es tema de otra investigación.

Para este texto presento una colección de diez canciones escondidas en mi iPod, que llegaron ahí por una de las siguientes tres causas: Mix 106.5, la Zeta o Amor 95.3 en los últimos seis meses. Son canciones que tienen muchísimo tiempo, pero que los mexicanos nos negamos a olvidar. Por malas. Ajá.

Crédito a la idea original: @SonogramaRadio, los jueves a las 20:00 en Reforma Radio.