*

13 | Chilango.com

Revista Chilango

3ra. encuesta
anual de sexo
Agosto 2014
No. 129
Suscríbete

Registrate o inicia sesión a través de:

13

13

.

Crítica Chilango

Disco:

13

Artista:

Black Sabbath

Origen:

Inglaterra

Formato:

CD, Digital

Disquera:

Vertigo Records

Año:

14 de junio de 2013

Por Omar Morales

Mi primer pensamiento al enterarme de los planes de Black Sabbath para volver a las cabinas de grabación y a los escenarios con los integrantes originales fue catastrófico. Mi primera reacción al escuchar el disco que resultó de esa, en apariencia, descabellada reunión, es de incredulidad... 

En 1968 Tony Iommi, Bill Ward, Geezer Butler y Ozzy Osbourne formaron una banda de blues rockque poco a poco fue ganando densidad, peso y distorsión; en 1970 editaron dos discos fundamentales para las décadas siguientes (en total grabaron 8 discos, de calidad irregular, con esa alineación); en 1979 Ozzy fue despedido del grupo y a partir de ahí desfilaron 22 músicos por Black Sabbath, siendo el guitarrista Tony Iommi el único constante; el cuarteto original se reunió en 1997 para dar algunos conciertos y un primer intento fallido de grabar nuevas canciones; en 2011 anunciaron que lo volverían a intentar, que entrarían al estudio con el productor Rick Rubin (con maestría probada para reanimar celebridades musicales que yacen de bruces contra la lona) para trabajar el nuevo disco de Black Sabbath (pero como los más dignos representantes del rock maldito, meses después a Iommi le diagnosticaron cáncer y Ward anunció que por diferencias contractuales no participaría en la reunión). 

Abusando del cliché, el diblo sabe más por viejo y tres cuartas partes del grupo decidieron seguir adelante. Sin el baterista fundador (sustituido para la ocasión por Brad Wilk de Rage Against the Machine) y con Rick Rubin a cargo de la producción (con todo y desfibrilador en mano), trasladaron las sesiones de ensayo y grabación a casa de Tony Iommi.

Black Sabbath - 13 (Albumtrailer 3) from Universal Music Germany on Vimeo.



13 (el decimonoveno trabajo de estudio de una de las bandas más rasposas en la historia del rock) es sorprendente, y no porque transforme o transgreda el género que ellos patentaron (Heavy Metal) o nos muestren algo novedoso y revolucionario, sino porque este disco pudo ser un maldito desastre y no lo fue. De hecho está muy lejos de serlo y 13 es en realidad una gran lección de rock duro, pesado y oscuro, con ocho canciones largas que se olvidan por completo de las convenciones comerciales

De forma inevitable el primer aspecto a revisar es la ejecución de la batería debido a la ausencia del instrumentista original. El joven Brad Wilk (tiene 44 años pero comparado con sus compañeros de disco es un chamaco) presume una trayectoria irreprochable, pero debo confesar que extraño las imperfecciones y la animalidad de Bill Ward, el bloque rítmico que formó con Butler en los primeros discos de Sabbath será irrepetible en el grupo (es mera especulación, pero creo que con Ward tras la batería este disco hubiera logrado una mayor contundencia).

En sentido contrario resulta conmovedor el buen estado que mantienen los Sabbath fundadores: Iommi, con todo y tratamiento contra el cáncer encima, demuestra ser uno de los monolitos más grandes del rock, sus riffssolos, su sentido musical y sonoridad son los cimientos de varias generaciones; Geezer Butler no ha recibido los aplausos que merece, es el letrista principal del grupo (aunque a estas alturas ya peque de ingenuidad) y un bajista de cualidades titánicas (sostener a Osbourne y Iommi sin pasar desapercibido, e incluso brillar sobre ellos, no es poca cosa); y con su historial clínico Ozzy Osbourne debería tener la voz más deteriorada que José José, pero a sus 64 años es increíble el talante que mantienen sus cuerdas vocales, por supuesto que con menos rango y potencia, pero prácticamente no han perdido expresividad. 

13 es una vuelta a los orígenes de Black Sabbath, la intención de Rick Rubin (según sus propias palabras) fue volver a 1970 y concebirlo como el segundo disco del grupo, borrar 43 años de historia y componer, ensayar y grabar como entonces, sin trucos ni malabares de estudio. Tarea imposible. 13es uno de los regresos más dignos (musicalmente hablando) en la historia del rock, con algunos pasajes mágicos y contundentes, una declaración de principios de la banda que patentó el Heavy Metal, pero creo que sus dos primeros trabajos de estudio (Black sabbath y Paranoid de 1970) son irrepetibles e inigualables. 
Aunque insisto, 13 pudo ser un maldito desastre y resultó una densa, oscura y pesada sorpresa...

Black Sabbath - 13 (Albumtrailer 4) from Universal Music Germany on Vimeo.

más discos

Texto  
¿Te gusta?
Síguenos en: