Deftones: energía y ruidos de alta calidad

Los californianos se presentaron en el Pepsi Center

Getty Images

Chino Moreno es energía y vitalidad pura, ni la panza ni los años pesan en él. Una voz rígida, firme, que contagia emoción y te deja sordo. No son gritos, son expresiones sonoras de alta calidad. El equilibrio perfecto entre lo salvaje  y lo estético.

Los Deftones no tiene discos parecidos, suenan tan actuales que las nuevas generaciones chilangas no creerían que tienen 26 años sin tocando sin cesar. La banda de Sacramento, California, es uno de esos grupos que han labrado un estilo y personalidad bien definidas, no se conforman con lo hecho anteriormente. Ninguno de sus trabajos es similar y lo volvieron a demostrar ahora en el Pepsi Center. 

La última apuesta del grupo, Koi No Yokan fue el último trabajo que manufacturaron en 2012, desde entonces prefirieron un camino más ruidoso, enmascarado y proclive a atmósferas densas. 

Después de una amalgama de sonidos incomprensibles y exagerados de Le Butcherettes por 30 minutos, la guitarra de Stephen Carpenter comenzó a vibrar. ¡Era tiempo de mover la mata y miles de capitalinos lo sabían!

“Rocket Skates” y “My Own Summer (Shove It)” hicieron brincar desenfrenadamente a un par de tórtolos que aprovechaban cada pausa para juntar sus labios. La transpiración masiva de cuerpos humanos aunado a la cebada líquida que volaba, convirtieron en un sauna el salón trasero del World Trade Center.

Moreno no es bien parecido, ni mucho menos atlético, pero tiene un imán con las damas. Es capaz de transformrse en un bestia cuando toma un micrófono. Ese salvajismo se tradujo en “Digital Bath” y “Headup, par de himnos que lanzaron voces de guerra de miles de gargantas.

Un regreso poco usual, una distorsión sonaba mientras descansaban un poco Abbe Cunningham, Frank Delgado, Sergio Vega y Moreno. “Minerva” no tuvo piedad de nadie, el ‘slam’ se formó y un vendaval de golpes y patadas rondaban las primeras filas. Era una guerra provocada por el capitán de infantería.

“Root” y “7 Words” continuaron con la sesión de quiropráctica gratuita, todas las playeras adyacentes estaban completamente mojadas, cabezas incendiadas por los constantes movimientos y el piso lleno de cualquier tipo de líquido corpóreo.

Casi 90 minutos después, Abbe Cunningham, Frank Delgado, Sergio Vega, Carpenter y Moreno se despidieron. Cientos de fans esperaban una segunda salida extra… ¡No sucedió!

Setlist 

– Diamond Eyes
– Rocket Skates 
– Be Quiet and Drive (Far Away) 
– My Own Summer (Shove It) 
– Tempest 
– Swerve City
– Feiticeira 
– Digital Bath 
– Poltergeist 
– Rosemary 
– Passenger 
– Change (In the House of Flies) 
– Around the Fur 
– Headup 

Encore

Minerva 
Root 
7 Words