Caifanes

Chilango

Título Tentativo
Perdí mi ojo de venado

¿De qué iría?
Saúl Hernández se embarca en un viaje místico, de expansión mental por la región de la Huasteca. En el camino, conoce a un chamán que lo induce en un ritual psicoreligioso. Al concluir su inducción, el chamán le regala a Saúl un ojo de venado potosino. Al regresar al estudio de grabación, Markovich le hace una de sus acostumbradas bromas al vocalista. La banda se desmembra instantáneamente, dando a pie a la esperada secuela: Detrás de los cerros.

¿Quién la dirigiría?
El hijo de Alexandro Jodorowsky que no es Adanowsky.

¿Quién actuaría?
José María de Tavira como Saúl, Oswaldo Benavides “Nandito” como Alex Markovich y Changoleón como el chamán.