Bob Moses, la música nunca paró

Rafael Amed Rivera.

El lineup de este año mezcló un poco de todo, como en ediciones anteriores la curaduría de Ceremonia 2016 no decepcionó. Uno de los grupos emergentes del festival fue Bob Moses. Su música electrónica ya era conocida por muchos espectadores y los que no lo hacían definitivamente van a buscar “Days Gone By”, su álbum más reciente, en los próximos días.

Al inicio de su presentación el lugar no estaba ni vacío, ni ultra lleno. Llegar hasta el frente era difícil, pero no imposible con algo de maña. Eso sí, los que llegaron después de la mitad del show… ni soñando llegaban al principio del escenario.

El sonido de esta banda canadiense, que ha explotado en la escena de la música electrónica neoyorkina, atrajo a más de un asistente ajeno a su beat. Los fans, ni se diga, quedaron más que satisfechos. La presentación fue corrida, sin una sola pausa. Les bastó un DJ set acompañado por un teclado, una guitarra y un micrófono para crear un espectáculo que no dio espacio al silencio. Sonó de todo un poco, canciones de alto y bajo impacto, con beats tanto pausados como eléctricos.

Las rolas que se incluyeron fueron principalmente de su último álbum y destacaron “All I Want” y “Too Much Is Never Enough”.

El cierre fue intenso. La penúltima canción, “Tearing Me Up”, prendió a todo el público y fue imposible no moverse al ritmo repetitivo del beat, acentuado por el sonido del teclado y la guitarra. Los aplausos y los gritos aumentaron con el “muchas gracias Ceremonia, we are Bob Moses”. 

También lee:

Reseña del primer capítulo de la serie de Juanga

5 cosas que queremos ver en los MTV Movie Awards

Lánzate a la carrera Unbreakable