Belle and Sebastian: a pesar de la fiesta, quedaron a deber

Nos quedamos con ganas de más

VÍA@caco_156
Carlos Mena

Belle and Sebastian se presentó en el Pepsi Center. La banda escocesa que estrenó disco este año, y fue uno de los mejores actos del pasado Corona Capital, causó mucha expectativa y logró un gran aforo en el venue ubicado en el WTC, desafortunadamente, al final de la noche, quedó una sensación de insatisfacción.

La noche empezó con Camilo Séptimo, esta banda mexicana que promete mucho, logró mantener atento al público pero sin causar gran emoción. Después de media hora de show se despidieron y dieron paso a Gepe.

El chileno, que dio un gran espectáculo en la Semana de las Juventudes, apareció acompañado de su banda y sus dos bailarinas mientras él se instalaba detrás de su batería. El setlist de Daniel, su nombre real, tuvo canciones de su último álbum como “Hambre” y “TKM”, y algunos clásicos como “Bomba Chaya”, “Fruta y té” y “Alfabeto”.

A pesar de dar un buen show, Gepe se vio un tanto distante; no era su público ni su evento, aunque se esforzó en hacer evidente que se trataba del festejo de la revista.

Finalmente cerca de las 9:30 los originarios de Glasgow aparecieron y comenzaron con “Nobody’s Empire” con Stuart Murdoch al piano. Inmediatamente la fiesta comenzó, el baile y los coros también.

The Party Line” hizo que Stuart se despojará de su camisa, y cantara e incentivara a los fans a hacer lo mismo al grito de “Jump to the beat of a party…”, y continuaron con “The Stars of Track and Field”.

La parte visual del concierto fue buena pero un poco sencilla; uno de los puntos más altos en este aspecto fue cuando la banda interpretó “Perfect Couples”, su nuevo sencillo, mientras proyectaban el retro video.

El clímax del concierto llegó al momento de interpretar “The Boy with the Arab Strap”, una de las consentidas, durante la cual invitaron a una gran cantidad de público a subir al escenario y bailar con ellos. La euforia de los que estaban arriba se contagió hacia el público frente a ellos duarnte un par de piezas más, y todo fue fiesta y baile. Desafortundamente, el concierto perdió ritmo y después de “Sleep the Clock Around” la banda se despidió.

El esperado encore llegó y sonó “We Are The Sleepyheads”, y… eso fue todo. La banda se retiró nuevamente y el público quedo expectante hasta que la frase “Muchas gracias” apareció en las pantallas del Pepsi Center.

¡Feliz cumpleaños, IndieRocks!