Badly Drawn Boy – Is there nothing we can do?

Rolas, ¡rolas para todos!

 

Ruy dice:
Badly Drawn Boy es como una Paquita la del Barrio para hombres y diluida. Pero más triste. Desde su breakthrough en el soundtrack de About a boy se volvió en la imagen auditiva de la tristeza-nostalgia-corte de venas con galleta de animalitos. Esta rola, que también servirá a otro soundtrack, sigue con esa línea completamente. Así que quienes disfruten de tanta nubladez a dosis mamonas, corran. Quienes se mueran de la hueva, pues no. En lo personal, creo que es una rola ideal para estos días helados.

Josué dice:

Aaaay Xun, (seguro que tú la propusiste) estás viendo que el autoestima general de la banda es proporcional a la temperatura y nos sales con esa rola, que por lo visto es la contraparte de la de Elephant: a los otros editores les gusto, y a mí me dio hueva. Ahora es al revés. A mí sí me gustó… será por mi fanatismo ciego a “About a boy”, o porque me gusta imaginar una escena fílmica con ciertas rolas que oigo, o simplemente porque tengo una fascinación hacia las guitarras, las voces melancólicas y las letras que hablan de suposiciones y tiempos verbales inexistentes. Soy emo de clóset, tal vez; hipster de segunda mano sí, un poco; indie de corazón. Oh sí.

 

Baxter dice:
Esta canción suavecita de Badly Drawn Boy es como para regresar de una fiesta en donde todo salió mal, con aliento a vodka barato y esquivando alcoholímetros. Me hace querer escuchar “Dissilussion” a las 8 de la mañana, cuando me dormí temprano y el sol brilla (y no hace tanto pinche frío). Ni modo, así es esto de la tristeza.