Así fue el concierto de Marc Anthony, Rubén Blades y Carlos Vives en el Zócalo

Asistieron 120 mil personas

La Ciudad de México es salsera por tradición y eso se demostró la noche del sábado durante el concierto gratuito que dieron Rubén Blades, Carlos Vives y Marc Anthony en el Zócalo capitalino.  

Al evento asistieron familias enteras, parejas de jóvenes o ancianos, mujeres con bebés en brazos, turistas sin mucho ritmo, niños bailando con sus padres y hasta los policías estaban atentos al show. La cifra oficial que se dio fue de 120 mil personas reunidas en el primer cuadro de la ciudad.

Blades abrió el show a las 18:00 horas y fue la canción de Desapariciones la que más ovación generó. Escrita en 1982, el tema sigue vigente en distintos contextos latinoamericanos y el panameño, quien también ha sido político, recordó a los normalistas de Ayotzinapa.

101378ruben blades
ruben blades (Cuartoscuro)

“Es imposible para mí estar en el Zócalo y no referirme a un tema del que he escrito y me he pronunciado: los 43”, expresó. Esto ya lo había realizado en su show de 2014 en el Festival Cervantino, de Guanajuato.

Carlos Vives salió alrededor de las 19:30 horas. Cuando la plancha ya estaba mucho más llena y a pesar de la lluvia, el colombiano dedicó canciones a “las chilangas”, se dio el tiempo para interpretar Te solté la rienda, de José Alfredo Jiménez, y no paró de hablar sobre los pueblos de Colombia. La gente no bailó demasiado, ni cuando subió al grupo ChocQuibTown o cuando presentó su nuevo sencillo, La Bicicleta.

101377carlos vives
carlos vives (Cuartoscuro)

Al final de su show, la lluvia fue más fuerte y muchas personas comenzaron a irse o a resguardarse.

Marc Anthony cerró el concierto y aunque fue el más ovacionado de la noche, se notaba que no tenía la energía de otras veces, tal vez los mareos que sufrió hace dos días en Nueva York afectaron su rendimiento. Bailó y cantó toda la noche, pero se concentró en presentar covers como Hasta que te conocí, ¿Y cómo es él? y Abrázame muy fuerte. El baile explotó hasta que comenzó a interpretar temas mucho más movidos como Vivir mi vida. Su discurso al público fue muy poco durante la noche: “Increíble” y “¡Méxicooo!”, fueron las palabras que más repitió y fue hasta el final que aprovechó para aludir al tema de Donald Trump.

“Por todas las cosas que están pasando en Estados Unidos: Quiero que sepan que el que se mete con México, se mete conmigo. ¡Yo me entrego a la causa!”, y esta frase sí desató una ola de gritos y aplausos de la gente que, pese a que ya habían pasado 5 horas de espectáculo, seguía pidiendo otra y otra canción a Marc Anthony, quien ya se había despedido del público con un beso al escenario.

101379zocalo salsa
zocalo salsa (Notimex)
 
 

TAMBIÉN LEE:

Marc Anthony casi se desmaya en plena entrevista.

¿Qué está de moda en los XV años? 

Graban golpiza contra Justin Bieber.