Así se vive un concierto en Departamento

Vimos a Frank Turner en este lugar

Para poder entrar a un concierto en el lugar llamado Departamento, hay que llegar por lo menos con cuatro horas de anticipación, tal como le tuvieron que hacer los fans de Frank Turner para verlo el pasado viernes 13.

Hay que llegar temprano porque literalmente este lugar es tan pequeño como un Departamento de interés social, donde solamente entran 150 personas y no hay boletos en preventa.

Los primeros de la fila eran un par de chilangos que llegaron desde las cuatro de la tarde. Las puertas se abrían hasta las ocho de la noche. Se acompañaban de una turista californiana, quien ha escuchado a Turner en distintas partes del mundo y simplemente coincidieron que “es de verdaderos fans” lo que propone Departamento. Existe solamente un peligro: quedarse afuera.

El mayor riesgo lo corrieron unos chicos que llegaron desde Guadalajara quienes sencillamente resumieron: “Fue toda una aventura. Creíamos que no alcanzaríamos lugar”.

El acceso se dio formalmente poco antes de las ocho. Después de todo, el nervio colectivo desapareció, cada uno de los formados tuvo el “chance” de pasar.

Incluso se les veía contentos a los que no conocían este foro. “Es como un Alicia para fresas; no lo conocía”, nos dice otro asistente.

Entre lo que destaca a nivel imagen: está amueblado con sala, comedor, una barra de bebidas y al fondo a nivel de piso el escenario.

107951Depto 3
Depto 3
107950Depto 2
Depto 2
107949Depto 1
Depto 1

El ambiente es bohemio y de luces tenues. El calor y el roce de cuerpo a cuerpo es la constante, precisamente como en una fiesta en un Departamento.

Los presentes en su mayoría prefirieron estar a pie y rodeando al cantante inglés. En todo momento se mostró amable desde que inició su presentación pasando eso de las 20:30 horas.

Frank Turner demostró con su carisma y energía cómo encender un Departamento. Durante cerca de hora y media, ofreció un set acústico al estilo Unplugged, acompañándose solamente de su guitarra.

Un público respetuoso le aplaudió, gritó, bailó y cantó cada una de sus rolas, empezando con Photosynthesis.   

La entrega contó con: Plain Sailing Weather, Love Forty Down y Heartless Bastard Motherfucker.

Instante especial se dio cuando invitó a una chica del público para que le trajera un mezcal y ella lo hizo nada menos que pasando entre todas las cabezas del público que la levantaron en brazos.

Turner agradeció el cumplido, brindó con ella y el resto de los congregados. De esta manera alargó su show ante el clamor de sus fans, regalando unos temas más para concluir con Somebody To Love, original de Queen.

Departamento
Álvaro Obregón 154, Roma

También lee:

Museo de las Culturas prepara festejo por Año Nuevo Chino

Carrie Fisher no aparecerá más en futuras cintas de Satr Wars

Apúntate a esta visita guiada gratuita por Templo Mayor