Apuntes sobre este género

Getty Images

De un tiempo para acá hemos abusado de los días internacionales, al grado de celebrar algunos absurdos: el 4 de febrero es el día del orgullo Zombie, el 20 de marzo es el día mundial de la felicidad, el 1 de abril es el día internacional de la diversión en el trabajo, el 16 el de la voz, y así: mes con mes celebramos intrascendencias.

Afortunadamente no todo está perdido y hay conmemoraciones que valen la pena. Hoy 30 de abril no sólo es Día del Niño, también es el Día Internacional del Jazz (con mayúscula, como debe ser). Sobre los orígenes espacio-temporales de este arte no hay certezas, sólo especulaciones: por convención se dice que el Jazz nació en Nueva Orleans durante la primera década del siglo XX, pero respetados musicólogos aseguran que un género de tal complejidad no pudo haberse gestado en un sólo lugar y a un tiempo.

Definiciones hay muchas, a mi gusto la mejor es la del periodista Ron DavidCreo que el Jazz, de alguna manera que no comienzo a comprender, es el grito de angustia de los millones de seres humanos cuyo asesinato nunca ha sido reconocido, por cuyas muertes nunca hubo duelo y cuya sangre nos grita a través de los océanos y a través del tiempo… En el siglo XVI ricos y poderosos empresarios se dedicaron a importar bajo la ley de la fuerza a miles de hombres y mujeres africanos para trabajar en sus nuevas colonias, transformándolos de tajo de espíritus libres en esclavos.

Lo que nadie se imaginó fue que a partir de ese acto de barbarie mercantil la música occidental comenzó a evolucionar hacia lo que escuchamos hoy en día. En Estados Unidos, esos hombres y mujeres cantaban en las plantaciones para aligerar el peso de su condición, esos lamentos en forma de canciones se fueron mezclando con la música bucólica de tradición europea y en el siglo XIX nació el blues, cuya fusión con el ragtime derivó en el Jazz y años después tuvieron un hijo descarriado de nombre rock´n roll. El resto es historia.

Pensando en Lovoisier, Ron David juega con la idea (aterradora y fascinante) de que la materia de esos esclavos muertos se transformó en música. En 2011, la UNESCO proclamó el 30 de abril como Día Internacional del Jazz con las siguientes líneas argumentales: 

  • El jazz rompe barreras y crea oportunidades para la comprensión mutua y la tolerancia
  • El jazz eje de la libertad de expresión
  • El jazz es un símbolo de unidad y paz
  • El jazz reduce tensiones entre individuos, grupos y comunidades
  • El jazz fomenta la igualdad de género
  • El jazz refuerza el papel que juega la juventud en el cambio social
  • El jazz promueve la innovación artística, la improvisación, nuevas formas de expresión y la integración de músicas tradicionales en las formas musicales modernas
  • El jazz estimula el diálogo intercultural y facilita la integración de jóvenes provenientes de medios marginados

Por su longevidad, el Jazz es uno de los géneros más diversos y complejos que podamos escuchar, es una de las pocas expresiones artísticas originales de norteamérica y a más de cien años se ha expandido por todo el mundo. 

Continúa leyendo sobre el Día Internacional del Jazz, da clic en siguiente.