Amamos a Garbage

Reseña y fotos del concierto

Sandra Lucario

Nunca habíamos estado en un concierto donde la/el vocalista hablara tanto y compartiera su lado íntimo de la forma en la que Shirley Manson lo hizo anoche en la Arena Ciudad de México, en el marco del último concierto de la gira en que promocionaron su más reciente álbum “Not your kind of people”

Siete años tuvieron que pasar para que Butch Vig (batería), Duke Erikson (guitarra, teclado), Steve Marker (guitarra, bajo) y Shirley Manson (voz) volvieran a pisar tierra azteca, uno de los países más admirados por la banda, según ellos mismos han estado repitiendo durante su estancia.

Enfundada en un vestido negro, con un tocado de flores rojas y su característico maquillaje que acentúa su pálida piel, Shirley Manson salió al escenario para interpretar junto con Butch, “Automatic systematic habit”, incluida en su más reciente material.

Con “I´m think i’m paranoid” dieron una probadita de lo que vendría: una noche en la que la banda se entregó por completo a su público. “Me van a hacer llorar, esto es una locura”, dijo una Manson emocionada por estar en México.

Butch no dejaba de tomar fotos a la audiencia, mientras la escocesa bailaba provocativamente con Eric Avery, su bajista invitado (sí, el mismo Avery ex Jane’s Addiction y futuro Nine Inch Nails, tal como Shirley misma lo compartió con el público mexicano anoche), al ritmo de “Control”.

En más de una ocasión la cantante bajó del escenario a saludar a sus fans, y fue entonces que se percató de que había entre el público un niño de unos dos años (“probablemente la persona más pequeña que he visto en alguno de los shows”, explicó) para el que pidió unos audífonos que protegieran sus oídos.

Vinieron “Cup of coffee”, “Special” y Shirley habló sobre su juerga de la noche anterior junto con Marker y de la pasión que hay en México, su gran admiración por Frida Kahlo y el culto a la muerte. Estos gustos se vieron reflejados en las imágenes de calaveras y alusiones a la pintora que se proyectaban en la pantalla del escenario, y que formaron parte del concurso al que convocaron en su Facebook.

“Cherry lips” y “When I grow up” fueron el clímax de la noche. Después de “Only happy when It rains”, la vocalista agradeció a la banda, especialmente la presencia de Avery; además de aplaudir al Mariachi de América que fue el encargado de abrir el concierto.

Butch tomó la palabra y prometió volver en 2014 con un nuevo disco que empezarán a grabar este verano.

Lo único que Manson dijo en español fue “Gracias”. No se podían ir sin recordar sus años de gloria con “Push it”, un tema que te pone feliz, triste o cachondo, de acuerdo con la pelirroja. Con “Stupid girl”, la hermosa “You look so fine”, el cover de Fleetwood Mac “Dreams” y una Shirley Manson guitarra en mano dieron por terminada la noche.

Fue el último show de su tour y tal y como lo prometieron: nadie se arrepintió de haber asistido.

¿Qué dijo la banda al bajarse del escenario?

@garbage

I’m not sure I can BELIEVE what just happened here in Mexico City tonight! Thankyou for the most AMAZING sendoff EVER!! Love you so much. Sx