Estarán en el Cenart y otras sedes del DF

Entrevista

– Escuchando con atención el par de discos que han grabado juntos es notable su afición por los ritmos intrincados…

(Abe suelta una carcajada, Bruno sonríe y Pablo niega con gesto reprobatorio)

Abe: La experimentación rítmica es una de mis grandes obsesiones aunque de pronto Pablo me quiere matar con cierto tipo de temas. Estoy convencido que el ritmo es uno de los grandes campos de batalla por explorar en el jazz contemporáneo. El concepto que hemos desarrollado en piezas como 7 contra 5 y 9 contra 4 es el cruzamiento de ritmos, cómo uno afecta al otro y viceversa. El ritmo es una de las áreas de estudio que más disfruto y es por influencia de la música hindú. Cuando logramos montar 7 contra 5 fue una hazaña parecida a dominar un monstruo gigantesco, es quizá el tema más complicado que hemos creado. El agua cuando se estanca se pudre y de algún modo estas apuestas por la complejidad son un paso adelante, son movimiento. 

Pablo: Yo recuerdo una desolación, una amargura y una tristeza enormes en mi interior cuando Abe apareció con ese tema. Yo me considero un contrabajista de jazz con muchas limitaciones y esta banda representa un gran reto para un músico con formación clásica y flamenca. 7 contra 5 fue mi primera época con el grupo, muy difícil y complicada, yo no me sentía interactuando pero poco a poco nos hemos ido convirtiendo en un verdadero trío en el que las influencias de cada uno de sus integrantes se ven reflejadas en la música y en la energía que genera. 

– Haciendo a un lado las definiciones académicas, ¿para ustedes qué es el ritmo?

Abe: Baile

– ¿La melodía?

Pablo: Discurso

– ¿Y la armonía?

Bruno: Color

– ¿Qué disco de sus favoritos debería escuchar todo el mundo?

Bruno: Robert Hurst presents Robert Hurst, hay muchísimos discos increíbles pero yo estoy convencido que el momento en que escuchas un disco es más significativo que el disco en sí. Mi disco favorito ahora es Robert Hurst presents Robert Hurst.

Abe: En este momento de mi vida estoy fascinado con Seven steps to heaven de Miles Davis, en su momento no lo entendí pero ahora me parece un discazo que retrata la transición de Miles entre su época de las grandes baladas a su nuevo quinteto mucho más experimental. Yo lo percibía como un disco armado con dos elementos en apariencia irreconciliables, pero que en realidad son dos caras de una misma moneda.

Pablo: Voy a ser sincero, en cuanto lanzaste la pregunta me vino a la cabeza Both sides now de Joni Mitchell arreglado por Vince Mendoza, es un disco que me ha hecho de todo en cuanto a vuelcos emocionales, es un disco que adoro y que me partió el alma la primera vez que lo escuché.

Con sus ritmos y armonías fuera de lo común, el Abe Rábade Trío hipnotiza y cautiva sutilmente cuando se les ve de frente y se les escucha en directo. El viernes 22 de marzo a las cinco de la tarde tocarán en el CENART como parte del festival Eurojazz 2013 y de ahí se trasladarán a la calle de Motolinía en el Centro Histórico para dar un concierto en el Zinco Jazz Club a las 10 de la noche. Al día siguiente se presentarán como parte del ciclo Primavera Jazz de la Fundación Sebastián  (Avenida Patriotismo 304) a las nueve de la noche. El lunes 25 de marzo ofrecerán un concierto gratuito a las ocho de la noche en la Fonoteca Nacional (Francisco Sosa 383, Coyoacán), y se despedirán de México tocando en el teatro Macedonio Alcalá de Oaxaca dos días después. 

56427Jazz
Jazz (Omar Morales)

El Abe Rábade Trío es una de las propuestas más imaginativas y contundentes del jazz contemporáneo, considerémonos afortunados por la serie de presentaciones que darán en nuestra ciudad. Si les atrae la música fuera de los cánones ordinarios, les sugiero con insistencia que presten atención a sus discos y por ningún motivo dejen de verlos sobre un escenario. Pueden conocer más de ellos en aberabade.com